scorecardresearch

«No estudio a diario,intento entender los contenidos en clase»

Ismael Martín
-

El estudiante palentino con mayor nota en la EBAU quiere estudiar el doble grado de Física y Matemáticas

«No estudio a diario,intento entender los contenidos en clase»

Necesitaba una nota muy alta, de más de un 13, para estudiar el doble grado de Física y Matemáticas en Valladolid, pero Pablo Gómez, del IES Jorge Manrique, ha obtenido en la EBAU una calificación de 9,889, con una nota final de acceso a la universidad de 13,889 sobre 14. 

Tras hacer el Bachillerato de Ciencias, que reconoce «fue duro como consecuencia de la pandemia», llegó la temible EBAU. «Tenía la expectativa de sacar estas notas tan altas y, en cierto modo, me veía capaz de lograrlo, aunque siempre hay algunas dudas», asegura. «Al consultar las calificaciones y ver un montón de dieces, me he sentido tremendamente feliz y con muchísima ilusión», destaca. 

Vistos los resultados y pese a que el joven transmite con sus palabras la sensación de que afrontó la EBAU con mucha tranquilad y seguridad en sí mismo, el inicio de las pruebas no estuvo exento de nervios. «Antes de empezar el examen de Lengua y Literatura estaba muy nervioso por la importancia que tenían las pruebas», reconoce. Pero una vez roto el hielo inicial, todo fue a mejor. «Durante el primer examen me dije a mi mismo que ya que estábamos allí había que sacarlo adelante», afirma Gómez. Ni tanto que lo logró. 

Pablo Gómez se presentó a la fase general y a dos optativas de su rama de especialidad, Física y Química. Estas dos últimas, junto a Matemáticas, le ponderaron doble. En relación a la dificultad de la EBAU, asegura que «el nivel de las pruebas fue similar al de otros años. En general me resultó asequible, excepto Física y Química».

La clave para conseguir unas notazas como las obtenidas por Gómez no radica tanto en la cantidad de estudio, sino en la calidaz del estudio. «No suelo estudiar a diario, lo que hago es intentar comprender muy bien la materia en clase. Así, cuando llego a casa, doy un repaso y se me queda rápido. En las asignaturas de base teórica, como Historia no queda otra que memorizarlo», confiesa. Por otra parte, en el tiempo libre le gusta estar con su familia y amigos. «Deporte no hago», comenta.

El joven tiene decidido estudiar el doble grado de Física y Matemáticas, una carrera que sabe que le va a exigir mucho. «Afronto con un poco de miedo la carrera porque es difícil y hay que estudiar mucho. Que haya logrado tan buenos resultados no me asegura que vaya a hacer lo mismo en la universidad».

Pero antes de entrar en  la nueva vida universitaria va a aprovechar «al máximo» el verano para salir con sus amigos, irse de vacaciones, pasarlo bien y descansar.

El estudiante no olvida lo importante que han sido todas las personas que de una forma u otra le han llevado a alcanzar este éxito. «Mi familia fue la primera en apoyarme porque sabían que podía conseguirlo. Están muy contentos y orgullosos. Mis amigos también me han felicitado y me  han dicho que lo merecía», concluye.