scorecardresearch

CyL sigue los pasos de otras autonomías y flexibiliza la PAC

P. Velasco
-

Entre los cambios se incluye que el barbecho no podrá representar más del 40 por ciento de la superficie de la tierra de cultivo correspondiente de la explotación

Un agricultor realiza labores para preparar el terreno en una parcela dedicada hasta entonces a barbecho. - Foto: Javier Pozo

Castilla y León se suma a los pasos seguidos por otras nueve autonomías y flexibiliza los eco-regímenes de la futura PAC para dar más facilidades a los agricultores y ganaderos castellanos y leoneses. De esta forma, la Comunidad se une a Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia, Comunidad Valenciana, Galicia, Cantabria, La Rioja e Islas Baleares.

La nueva Política Agraria Común (PAC), que entrará en vigor el 1 de enero de 2023, incluye prácticas agrícolas y ganaderas en relación con las ayudas a los regímenes voluntarios en favor del clima, el medio ambiente y el bienestar animal –conocidos como eco-regímenes–. Esta normativa marca los cultivos que siembren los agricultores, ya que lo que planten ahora en el campo repercutirá en la próxima campaña, por eso era tan importante conocer las flexibilizaciones que se iban a acometer por parte de la Junta para valorar las decisiones a adoptar. Motivo por el que las organizaciones agrarias han criticado el retraso de la publicación de las mismas, ya que han llegado tarde para la sementera.

Desde la Consejería de Agricultura detallaron que el régimen transitario publicado este miércoles en el Bocyl «para paliar los cambios más exigentes medioambientalmente de la nueva PAC» estará en vigor durante todo 2023, aunque si se alargan se tendrá que sacar una nueva orden. Además, recordaron que debido a los beneficios económicos que con la nueva normativa supone adscribirse a algún eco-régimen, la Junta «animará y tutorizará» a los agricultores para apoyarles para que por lo menos se adscriban a uno de ellos.

nuevas condiciones. Las decisiones adoptadas en Castilla y León incluyen que el periodo mínimo de pastoreo con animales propios de la explotación pase de los 120 a 90 días en el caso del pastoreo extensivo, siega y biodiversidad en las superficies de pastos.

Además, en la práctica de rotación de cultivos con especies mejorantes en tierras de cultivos debe ser al menos el 25 por ciento de la superficie de tierra de cultivo correspondiente, que se acoge al eco-régimen, presente cada año un cultivo diferente al previo.

Respecto al barbecho, que es lo que más puede interesar al agricultor, no podrá representar más del 40 por ciento de la superficie de la tierra de cultivo correspondiente de la explotación. En la práctica de siembra directa, se permitirá el laboreo vertical, sistema en que el arado no invierte la tierra, causando poca compactación.

En la práctica de cubiertas vegetales espontáneas o sembradas en cultivos leñosos, se permitirán labores verticales superficiales de mantenimiento de las cubiertas que no supongan, en ningún caso, la modificación de la estructura del suelo, de forma que el suelo no permanezca desnudo en ningún momento del año. En este sentido, la cubierta vegetal debe permanecer viva sobre el terreno, durante un periodo mínimo de dos meses, de 15 de diciembre a 15 de febrero.

En cuanto a las cubiertas inertes de restos de poda se permitirán labores verticales superficiales, que no supongan, en ningún caso, la modificación de la estructura del suelo, ni la desaparición de la cubierta, ni que impidan alcanzar los beneficios medioambientales.