scorecardresearch

El retraso en el cobro de la ayuda a domicilio suma 15 meses

Carlos H. Sanz
-

Un problema con la aplicación informática de Recaudación impide tramitar las mensualidades con la periodicidad establecida. El PSOE advierte que habrá quien no pueda pagar todo del tirón

El retraso en el cobro de la ayuda a domicilio suma 15 meses - Foto: Rueda Villaverde

El Ayuntamiento acumula 15 meses sin tramitar el cobro de los recibos del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) por un problema técnico con la aplicación informática de Recaudación. Una situación que está empezando a preocupar a algunos usuarios, que temen que cuando se dé una solución a la incidencia técnica se pasen al cobro todas las mensualidades de golpe. 

Así se lo han trasladado al PSOE y Ganemos, que durante el último pleno preguntaron al equipo de Gobierno por este problema informático. La concejala de Servicios Sociales, Raquel Martín, reconocía ayer a DP los problemas para realizar el cobro de estos recibos: «El problema es que el programa informático de Recaudación no consigue integrar al que gestiona la Ayuda a Domicilio, que es el de la gerencia de Servicios Sociales». 

La edil aseveró que se está trabajando en dar una solución, porque este fallo está haciendo que todo el SAD se esté gestionando «a mano». «Estamos en ello pero de ningún modo cobraremos todos los atrasos de golpe», tranquilizaba a los usuarios.

Hay que tener en cuenta que el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) es de carácter social y está dirigido a «personas que presenten dificultades para la realización de las actividades de la vida diaria, con objeto de restablecer su bienestar físico, psíquico y social mediante un programa individualizado de carácter preventivo, asistencial, rehabilitador y educativo que contribuya a favorecer la permanencia en su entorno habitual». En concreto, el Ayuntamiento ofrece a más de 500 usuarios asistencia para la limpieza del hogar y ayuda doméstica, actuaciones de carácter personal como pequeñas curas o cambios de postura, o un servicio de comida.

«Por regla general, los usuarios son personas con ciertas necesidades, y cuanto más tiempo pase el Ayuntamiento sin cobrar las mensualidades, más grande va a ser la cantidad fraccionada a pagar», explica Charo García, edil socialista. 

Para determinar la aportación que cada usuario tiene que hacer en contraprestación por el servicio, el Ayuntamiento dispone de una ordenanza fiscal en la que se establecen los indicadores para el cálculo. En resumidas cuentas, la tasa que abona el usuario estará en función de su renta y patrimonio, y de las cargas familiares -cónyuge y los descendientes menores de 25 años- y del número de horas que necesita el servicio. 

Del cálculo resultan usuarios para los que el SAD es gratuito, mientras que para el resto, la gran mayoría, la aportación mensual se calcula aplicando una fórmula con un mínimo de 2 euros. Una vez al año, el Ayuntamiento actualiza las cuantías  de cada usuario. 

La empresa encargada de prestar este servicio es Senior, una filial de Clece. El Ayuntamiento adjudicó este contrato en 2018 por un período de dos años con otros dos de prórroga, por lo que encara su recta final. El Ayuntamiento abona 2,3 millones de euros al año por este servicio, financiado en gran parte por la Junta, e ingresa anualmente unos 350.000 euros de los usuarios, Un dinero del que, por ahora, no puede disponer.