scorecardresearch
Carmen Arroyo

La Quinta

Carmen Arroyo


Encuentros con José María Fernández Nieto

28/07/2022

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Palencia edita un cuidado libro con este título.  Con él, «rinde homenaje a José María Fernández Nieto, farmacéutico y poeta». Me alegro desde mi yo más íntimo por ser tan merecido. En la portada vemos una magnífica fotografía que muestra a José María con esa abierta sonrisa de hombre cordial que le caracterizó siempre. Precede al prólogo, el dibujo que le dedicó aquel pintor y amigo inolvidable, Rafael Oliva, precisamente el mismo que preside, en una placa, la farmacia que fue de su padre, luego suya y, ahora, de Ana, en quien el deseo de que alguno de sus hijos se hiciese farmacéutico se vio cumplido. ¿Quién le iba a decir que en aquella hija, llegada cuando el corazón siente mayor ternura, por ser la menor de su prolífica familia, el sueño iba a hacerse realidad? Realidad que, no dudo, alegró sus días. Decía, que me gusta leer el prólogo antes de comenzar un libro y, consecuentemente, no quise perderme el de José Luis Nájera García. 
Es un buen modo de saber con qué nos encontraremos; además de que la opinión del prologuista suele ser acertada y nos advierte de ello al comenzar la aventura de leer ese ejemplar que, afortunadamente, llega a nuestras manos, regalado en este caso, o por compra directa como ocurre casi siempre ya que a mí un libro, en papel, me satisface.  En este caso, el prólogo, viene escrito por el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Palencia. Y destaca, siguiendo a Ángel del Valle,  la doble vocación de José María Fernández Nieto, quien forma un triunvirato junto a León Felipe y Federico Muelas. Los tres, poetas y farmacéuticos. Otras muchas virtudes ve José Luis Nájera y encontramos y descubrimos cuantas personas hemos colaborado en estos cálidos Encuentros. Las opiniones son auténticas. Es un sincero sentir pues José María fue viento fresco en la tarde. Y nos abrió la amistad, el agradecimiento, el cariño, el respeto. Comprobaremos, a medida que avancemos en la lectura, que esa, y no otra, fue la opinión de cuantos se acercaron a él en busca de un guía excelente en el camino tan difícil de lograr un buen poema. Acabo con unos versos suyos de Autorretrato: «Que amo y a veces siento que no siento/ o siento que no soy. Por eso escribo».

ARCHIVADO EN: Libros