La unión de Siro y Cerealto provoca un reajuste de plantilla

ALBERTO ABASCAL
-

Distintas fuentes cifran en 60 el número de afectados aunque la compañía no confirma el dato

La unión de Siro y Cerealto provoca un reajuste de plantilla - Foto: CESAR MANSO

Fuentes del Grupo Siro confirmaron a Diario Palentino que debido al proceso de integración de Siro y la multinacional Cerealto en un mismo grupo alimentario, Cerealto Siro Foods, la compañía indica que se ha visto obligada a realizar «un reajuste de personal en la estructura de gestión y administración» en sus oficinas de Venta de Baños, al considerar que se encontraba en estos momentos «sobredimensionada».
La empresa no ha facilitado el número de personas que se verán afectadas por dicho ajuste, ya que les confiere «un máximo respeto», pero distintas fuentes consultadas por este periódico cercanas a los trabajadores cifran este número en 60. La empresa, por lo demás, indicó este proceso de reajuste se llevará a cabo a lo largo de este año y el próximo y «con total transparencia y en las condiciones más favorables económicas para los afectados», añadió.
La empresa subrayó que tiene planes de recolocación y otras medidas de acompañamiento para los trabajadores afectados por esta medida durante seis meses.
«Manifestamos el máximo respeto por nuestros colaboradores afectados y los representantes de los trabajadores, una filosofía que siempre ha caracterizado a la compañía», señalaron ayer a este periódico desde el Grupo Siro.
Hay que recordar que Siro y la multinacional Cerealto anunciaron el pasado mes de noviembre un acuerdo para la integración de ambas compañías en un mismo Grupo alimentario multinacional, Cerealto Siro Foods, dedicado a la fabricación de marcas para terceros. 
El nuevo Grupo presentaba unos datos consolidados estimados a cierre de ejercicio 2018 superiores a 600 millones de euros de facturación y una producción superior a 400.000 toneladas. Contaba en aquellos momentos con un equipo de más de 5.000 personas distribuidas en 17 centros de producción ubicados en España, Portugal, Italia, Reino Unido y México, además de un equipo local en USA. 
El objetivo del nuevo Grupo es, según informó la empresa, posicionarse en el mercado alimentario global con una oferta de productos que respondan a las necesidades de los consumidores en los diferentes mercados, con un modelo de negocio focalizado en la calidad, la eficiencia operativa y la innovación en productos y procesos. 
Para ello, Cerealto Siro Foods ideó concentrar sus recursos operativos y financieros en las categorías de galletas, cereales y pasta, líneas de negocio con gamas de producto de carácter global y amplio potencial de desarrollo en diferentes mercados. Siro aportaba el conocimiento y toda su experiencia en la cadena de valor en dichas categorías, mientras que Cerealto proporcionaba la estructura internacional de su negocio, así como sus compromisos con clientes internacionales. 
La estrategia del nuevo grupo le permitía seguir siendo interproveedor especialista de Mercadona en el mercado español, y mantener la cartera actual de clientes de Cerealto, tanto en España como en otros mercados a nivel internacional. 
En paralelo, el nuevo grupo anunció desinversiones en las categorías de bollería y pan, procediendo a la venta de estos negocios y, específicamente, de las fábricas de bollería ubicadas en Briviesca (Burgos), El Espinar (Segovia), Navarrés (Valencia) y Medina del Campo (Valladolid), así como las de pan en Antequera (Málaga) y Paterna (Valencia). 

Propuesta de valor única. Según informó la empresa en noviembre, la integración de ambas compañías en el Grupo Cerealto Siro Foods «supone una propuesta de valor única para transformar juntos el futuro de la alimentación a nivel global. Para los consumidores, con una oferta de productos innovadores, nutritivos y saludables, que cubran las necesidades específicas de alimentación de los distintos colectivos sin renunciar al sabor. Para los colaboradores del nuevo Grupo, al hacerles protagonistas de una transformación cultural y organizativa para crear el mejor lugar en el que crecer y desarrollarse profesionalmente, con una apuesta clara por la digitalización que permita la conexión y compartir experiencias y conocimiento a nivel global. Para los clientes, adaptándose a sus necesidades desde un compromiso de innovación, eficiencia y calidad para fabricar productos imbatibles en calidad y coste a partir de la utilización de la última tecnología aplicada a procesos y productos. Y para la sociedad, con el firme compromiso de seguir siendo sostenibles y generadores de valor social».