scorecardresearch

Trabajo registra hasta abril 23 convenios vigentes

J. Benito Iglesias
-

Afectan a 20.633 empleados y desde UGT y CCOO se ha propuesto para los que se firmen este año un incremento salarial del 3,5%, mientras la patronal cree que las empresas de la provincia no pueden llegar a esa cifra

Trabajo registra hasta abril 23 convenios vigentes - Foto: Sara Muniosguren

La estadística del Ministerio de Trabajo y Economía Social contabilizó hasta el pasado mes de abril un total de 23 convenios colectivos vigentes con efectos económicos este año, tanto de empresa como de ámbito superior a esta, los denominados sectoriales. Los acuerdos suscritos, algunos con una duración que abarca varios años, regulan los aspectos salariales y sociales de 1.615 empresas de diversos sectores y 20.633 trabajadores. La variación del incremento medio suscrita es de un 1,23% con una jornada media al año de 1.782,09 horas.

Del cómputo de 23 convenios vigentes, 12 de ellos son de empresa, con 2.026 trabajadores afectados, una subida salarial media de un 2,22%, y una jornada anual de 1.741,30 horas. A su vez, figuran 11 convenios sectoriales que afectan a 18.607 empleados, con un incremento medio de salarios de un 1,12% y una jornada anual de trabajo de 1,786,53 horas.

Entre los convenios sectoriales, hay algunos prorrogados, caso del de Tintorerías, con vigencia hasta 2023 y ultratactividad, además del de Industrias de la Madera, que finalizó en 2021 y queda prorrogado es año con ultraactividad de12 meses. Asimismo, el de Construcción y Obras Públicas, que finalizó en 2021, ya se ha firmado a nivel estatal y luego se hará en las las provincias, mientras que el de Derivados del Cemento, que caducó en 2020, también cuenta con acuerdo a nivel nacional y está pendiente de adaptación al convenio provincial. En Transportes de viajeros por carretera, ya está firmado y pendiente de ser publicado el texto del acuerdo.

Otros convenios finalizados en 2021 se tienen que negociar  este año y afectan a un importante número de trabajadores como el de Comercio del Metal, -para después del verano-, Limpieza de Edificios y Locales -negociándose actualmente- y Comercio de Ganadería, mientras que están pendientes de revisar otros caducados en años anteriores como Hostelería y Madera. En cuanto a los convenios de empresa, el de Urbaser Limpieza Vial finalizó en 2019 y se prorrogó hasta final de este año, mientras que el del CTR, que gestiona Acciona, concluyó en 2018 y se está negociando en la actualidad, junto al del servicio de agua, cuya concesión recae en Aquona.

VALORACIONES SINDICALES. En torno a la negociación colectiva actual, la secretaria provincial de CCOO, Elena Villamediana, concretó que con el alza constante de los precios «es evidente que ello repercute negativamente en los salarios y que debe compensarse esta pérdida de poder adquisitivo, porque también las empresas aplican una subida sus productos y existe más ganancia, algo que debe reflejarse en las nóminas».  «No podemos ser de nuevo los trabajadores los que asumamos la consecuencia de esta crisis inflacionista», dijo, al tiempo que recordó que tanto Comisiones Obreras como UGT han propuesto que los convenios se negocien para este año con un incremento salarial del 3,5%, junto a la condición ineludible de aplicar una cláusula de revisión.

A juicio de Elena Villamediana, en las negociaciones «hay un enconamiento por parte de las patronal y no descartamos movilizarnos, ya que entendemos que los justo es que no tengamos que apretarnos tanto el cinturón los trabajadores, dado que si las empresas ingresan más el reparto tendrá que ser más igualitario, teniendo en cuenta además que el perjuicio de no subir salarios redunda en la economía en general, ya que se frena mucho el consumo».

Por su parte, desde UGT su secretario provincial, Gorka López, puso de manifiesto que la provincia ocupa la última posición en Castilla y León en cuanto al incremento de salarial registrado en los convenios colectivos nuevos que se han negociado y firmado en el primer trimestre del 2022, aunque en el caso de los convenios de empresa se encuentran en la media regional y ocupa el tercer puesto entre las que más se incrementan, ligeramente por debajo de la media nacional, donde se han firmado subidas del 2,48% mientras en Palencia es del 2,22%.

En este sentido explicó que muchos de los convenios en la provincia «siguen vencidos, sin negociar, atascados sin acuerdo, pero con muchas de las categorías por debajo del SMI, es decir con muchas retribuciones que no llegan a 1.000 euros y sin que a fecha de hoy se hayan actualizado». En este contexto, señaló que durante los últimos meses se anunció que «esto va en serio y que la única posibilidad de evitar un escenario de conflictividad a medio y largo plazo, que no beneficiaría a nadie, es empezar a llegar a acuerdos en las mesas de negociación con la patronal que pasen por subidas de salarios razonables adaptadas a la inflación y la progresiva pérdida de poder adquisitivo».

PATRONAL. Desde la patronal CEOE Empresas de Palencia, su presidente, José Ignacio Carrasco, incidió -aludiendo a una latente crisis empresarial como la de Siro y su incierto futuro- en que «no se puede pretende que se incremente un salario en un porcentaje alto y cuando en la provincia hay subidas de un uno y pico por ciento, es porque no se puede más y realmente es lo que las empresas pueden aceptar por su volumen y rentabilidad».

En su opinión, si ya hay salarios  que alcanzan, como ejemplo, los 2.000 euros brutos «no es lo mismo incrementar un 1,5% de esta cantidad que de 1.000 euros y nunca se habla de si son sueldos altos o bajos en la provincia», por lo que dijo que desde las empresas se es partidario «de no interrelacionar el IPC con la negociación colectiva y desvincular una cosa de otra y somos más partidarios de  hablar de producción y de reducir el absentismo laboral». En esta línea, puntualizó que «hay que pensar en colaborar para crecer, lo que aumentará salarios, y es aceptable, en un año bueno para un determinado sector, fijar una prima».