scorecardresearch

A por la rehabilitación de la nave de la Estación de Pequeña

Carlos H. Sanz
-

El Ayuntamiento ha presentado a una convocatoria una propuesta que seguramente supera los dos millones

A por la rehabilitación de la nave de la Estación de Pequeña - Foto: Óscar Navarro

La rehabilitación de la nave de la Estación de Pequeña Velocidad lleva años en la agenda del Ayuntamiento. Un proyecto en el que insistió mucho el grupo municipal de Ciudadanos durante el pasado mandato y que ahora ha retomado el equipo de Gobierno de PP y Cs aprovechando las convocatorias de los fondos europeos Next Generation.

A una de esas líneas de ayudas europeas ha presentado el Consistorio una propuesta para rehabilitar esos antiguos almacenes, a partir de un estudio previo contratado a la firma palentina AD Olmo-Architecture by Del Olmo, por el que ha pagado 3.900 euros (más 819 de IVA). Esta empresa es la misma que ha diseñado la ampliación del Teatro Principal, ya en obras.

La nave tiene una superficie total de 1.365 metros cuadros y basta dar una vuelta por la inmediaciones para ver el estado en el que se encuentra. Por eso, a poco que la propuesta diseñada por AD Olmo sea igual de ambiciosa que la del Teatro Principal, supondrá una inversión más cercana a los tres que a los dos millones de euros. 

El alcalde, Mario Simón, confirmó ayer a DP que ya se ha cursado la solicitud al Ministerio para la Transición Ecológica, para beneficiarse de las ayudas dirigidas a proyectos de infraestructuras ambientales, sociales y digitales. El primer edil aclaró que se esperará a saber si se admite el proyecto para dar detalles de qué quiere hacer el Ayuntamiento en este enclave. Simón deja claro que el proyecto se centra exclusivamente en su rehabilitación, sin que vaya a tener un destino concreto.

Hay que tener en cuenta que la nave es propiedad de Adif, por lo que antes de emprender nada se tendrá que acordar la cesión a la ciudad, cuestión que ya estaría encaminada si el proyecto pasa el corte, por un tiempo no inferior a 25 años.  

De salir adelante, será la próxima corporación la que decida su uso, que tiene que ser exclusivamente municipal, otro motivo por el que la propuesta se centra en la rehabilitación si ningún fin concreto.

Adif intentó sin éxito su arreglo en 2015

No es la primera vez que se intenta poner en uso esta nave. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) licitó en 2015 su alquiler para albergar actividades relacionadas con el ocio, la cultura o la restauración, por un importe mínimo de 373.538 euros (más IVA) y por un plazo de 15 años.

A ese canon había que sumar, lógicamente, una importante inversión para acondicionar unas instalaciones de un total de 1.365 metros cuadros, peor que llevan abandonadas a su suerte desde hace años.

El concurso quedó desierto porque ninguna firma se interesó por la propuesta de Adif.

Además, ya entonces, el PSOE planteó que la rehabilitación podría vulnerar el planeamiento urbanístico de la zona, que contempla la eliminación de la nave poniendo a disposición los solares para la integración del ferrocarril en la ciudad, y que, en todo caso, su uso está vinculado a instalaciones ferroviarias.