scorecardresearch
Elisa Docio Herrero

A vuela pluma

Elisa Docio Herrero


La familia en pandemia

26/12/2021

No hay nada más útil que ponernos contra las cuerdas para que nos estudiemos a fondo. Pregunto a las expertas, mis amigas psicólogas, qué les cuentan sus pacientes. Sorpresa. El discurso cambia pero la esencia no. Antes de la pandemia, por estas fechas, el quejido era de fastidio: vaya lata, otra vez lío, y tener que escuchar al pesado de mi cuñado, aguantar a esos niños tan maleducados y gritones, me da asco ver masticar al abuelo con esa dentadura, peor cuando farfulla, mi suegra nos volverá a contar lo del carbón de Reyes de su infancia, en mi casa no lo hago, menuda liada, yo que soy madrugador y me acuesto pronto no habrá quien les eche ni bostezando en alta voz, de futbol ni hablamos, de política tampoco, mejor que no salga el tema, con las ganas que tengo de perderlos de vista a todos, toca reírse de chistes sin gracia: jajaja, y volver a casa por la noche con el frío que hace… En medio de la pandemia al fastidio le sustituye el miedo: estoy dudando, no sé qué haré, y si me contagio, y si se lo pegamos a la abuela que es tan mayor, debemos cuidarnos pero también hay que vivir, casi mejor no juntarnos, con lo bien que estaremos solitos en casa, ya les mandamos unos memes, así los primos no pegan a los nuestros… Gana el individualismo, los círculos familiares se reducen y los menores de familias multiparentales que tengan abuelos, tíos y primos propios y pegados por derecho de consorte de sus padres y parejas, sufrirán menos, no tendrán que simular ni dar besos indeseados. Ya veremos como se resuelve en la postpandemia. De momento, la verdadera esencia común es la insatisfacción, sea por fastidio, temor o preocupación. Ni felicidad ni infelicidad, mera "afelicidad" neutra total. Quietos y sin respirar mucho. Habrá que seguir explorando las nuevas emociones sobrevenidas. Felices fiestas como se pueda.               www.elisadocio.com

ARCHIVADO EN: Pandemia, Política