scorecardresearch

Liberan a dos vietnamitas que cuidaban plantaciones de maría

SPC
-

Las dos personas eran explotadas por un grupo criminal asentado en Ávila

Plantación de marihuana en Puente del Congosto (Salamanca) . - Foto: Subdelegación

Agentes de la Guardia Civil han liberado a dos personas de nacionalidad vietnamita que eran explotadas por un grupo criminal asentado en Ávila, que obligaba a ambos a cuidar de dos plantaciones 'indoor' de marihuana ubicadas en las localidades de Puente del Congosto (Salamanca) y Brunete (Madrid).

La operación, denominada 'Tecón', ha permitido también la desarticulación del grupo criminal, también integrado por ciudadanos vietnamitas, que establecían plantaciones de cannabis sativa en inmuebles alquilados, custodiadas por compatriotas a los que "esclavizaban aprovechando su situación de vulnerabilidad".

Por ello, hay dos detenidos como supuestos autores de los delitos de trata de seres humanos con la finalidad de cometer hechos delictivos, tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y daños, según la información remitida desde la Subdelegación del Gobierno en Salamanca y recogida por Europa Press.

La investigación comenzó en los primeros días del pasado mes de diciembre, en los que Guardia Civil tuvo conocimiento de que, en la localidad de Puente del Congosto, varios individuos extranjeros que habían alquilado una vivienda, a la que acudían ocasionalmente, habían llamado la atención de sus vecinos por el "excesivo cuidado" que mostraban para pasar desapercibidos.

El trabajo de los agentes permitió averiguar que se trataba de personas de nacionalidad vietnamita en situación irregular, que habían fijado su base de operaciones en un domicilio en Ávila y que acudían durante la semana a otras viviendas alquiladas en las localidades de Puente del Congosto y Brunete (Madrid).

Ante esta situación, entre los días 19 y 21 de enero, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Salamanca procedió a la entrada y registro de los inmuebles y confirmó que en ambas ubicaciones habían instalado sendas plantaciones de cannabis sativa, donde intervinieron un total de 800 plantas y demás material propio para el cultivo interior de esta droga.

En las plantaciones fueron localizados dos ciudadanos vietnamitas que eran "obligados a vivir en condiciones higiénico-sanitarias deplorables", que tenían "limitado el acceso al aseo", dado que "la prioridad absoluta para la organización era el cultivo de las plantaciones", según fuentes de la Comandancia de Salamanca.

Las dos víctimas liberadas han podido posteriormente ser atendidas por Cruz Roja, organización humanitaria que "les está proporcionando unas condiciones de alimentación y alojamiento adecuadas".