Dos menores al hospital por mordeduras de perro

ALBERTO ABASCAL
-

Uno de los animales agresores era de raza peligrosa · En Palencia hay censados 204 canes de este tipo

Dos menores fueron atendidos en el complejo hospitalario a consecuencia de las heridas sufridas por las morderduras de perros en dos hechos ocurridos el jueves en la capital, según confirmaron a Diario Palentino fuentes de la Policía Local.
En el caso más grave, una patrulla de la Policía Local acudió a la calle Río Rubagón de la capital, en torno a las 18,36 horas, tras recibir el aviso de que un niño había sido mordido por un can, de raza peligrosa, y presentaba heridas en la cara. El ejemplar se encontraba suelto, aunque poseía bozal. La Policía Local informó a este periódico que el niño tuvo que ser atendido en el complejo hospitalario.
Por otro lado, unas horas más tarde, los agentes volvían a recibir un aviso relacionado, dado que tuvieron que acudir a la plaza Bigar Centro por la mordedura de un pequeño perro mestizo a un menor cuando intentó acariciarle. Las heridas recibidas por el niño las sufrió en forma de rasguños, aunque fue atendido en el centro hospitalario, según las mismas fuentes informativas.
Como ya publicó este periódico esta misma semana, uno de los motivos por los que se incrementó la actividad inspectora del servicio de Medio Ambiente de la Policía Local durante el año pasado es que asumieron la labor de informar sobre los perros peligrosos y la tenencia de armas.
En cuanto a los perros peligrosos, esta unidad verificó que los propietarios que habían solicitado la renovación de la concesión de la autorización municipal para la posesión de un ejemplar de raza potencialmente agresiva sumaban  204. En la actualidad, en la capital tienen la condición de animales potencialmente peligrosos las razas pit bull terrier, staffodshire bull terrier, american staffodshire terrier, rottweiler, dogo argentino, fila brasileiro, tosa inu, akita inu y dogo del Tibet.
Cuando el propietario de uno de estos animales solicita la autorización municipal, debe presentar un impreso con una fotografía, dos fotocopias del DNI, una fotocopia completa del seguro de responsabilidad civil donde consten las garantías contratadas y el resguardo bancario o de la compañía de haber satisfecho el importe de dicho seguro; un certificado de aptitud psicológica y física, homologado por el Colegio Oficial de Médicos o en su defecto expedido por centros psicotécnicos; y un certificado de antecedentes penales. Los agentes comprueban que toda la documentación requerida está en regla y emiten su informe a favor o en contra de la concesión de la autorización. 
Por lo demás, durante el pasado año se formuló alrededor de un centenar de denuncias por parte de los agentes de la Policía Local a dueños de perros por distintas circunstancias.