scorecardresearch

Fantasía y color para una nueva vida

Agencias
-

Sardá, Agatha Ruiz de la Prada y Duyos presentan a una mujer que viste como quiere mientras se aleja de la comodidad del confinamiento

La cantante de trap Bad Gyal abrió el desfile de Sardà. - Foto: Juan carlos Hidalgo

Si hay algo cierto en la moda es que la mujer viste como le da la gana, bien sea por ilusión, comodidad, diversión o estado de ánimo, depende exclusivamente de sus prioridades, de su placer, hay muchas feminidades, según se pudo comprobar ayer con las nuevas propuestas de Andrés Sardá, Agatha Ruiz de la Prada y Duyos en la apertura de la 74 edición de la pasarela Mercedes-Benz  Fashion Week Madrid. Tres colecciones que desplegaron fantasia y color sobre el escenario de la antigua Cibeles. 

La pandemia, los meses de confinamiento y el teletrabajo pusieron de moda la ropa cómoda, sin embargo, la tendencia ahora es otra, «las mujeres ahora quieren fantasía y diversión», explicó la directora creativa Nuria Sardá.

«Vestimos todas las feminidades que existen, hay mil formas de ser mujer», afirmó Sardá, quien se incorporó a la empresa familiar a finales de la década de 1980.

Agatha apostó por las prendas fresquitas y veraniegas. Agatha apostó por las prendas fresquitas y veraniegas. - Foto: Juan carlos HidalgoVinilos, charoles y tejidos tecnológicos son los protagonistas de representar el futuro mas rompedor con prendas de baño, «con lo que se hace un guiño a la cultura manga», aclara Sardá, quien en esta ocasión ha utilizado tejidos reciclados.

La firma catalana eligió a la cantante de trap Bad Gyal para abrir y cerrar los desfiles de la Fashion Week Madrid. La artista aprovechó esta nueva faceta suya para mostrar su carácter polifacético y su relación con la moda. «Me flipa la moda, me encanta involucrarme a full en todo lo que hago».

Por su parte, las propuestas de Agatha Ruiz de Prada reivindicaron el Made in Spain. «Tenemos una gran industria, sabemos hacer las cosas», afirman.

La elección de las prendas dependerá de cada mujer, la ocasión y lo que le apetezca en ese momento y bajo esta mirada Agatha propone una extensa colección en la que prima el chándal rejuvenecido con lurex y lentejuelas.

La diseñadora también explora la idea de prendas de verano, fresquitas y cómodas con conjuntos marineros de clara inspiración sesentera y vestidos tipo menina, así como faldas globo confeccionada con flores tridimensionales.

También Duyos apostó por la mujer nueva y jugó con una fémina que destila frescor de la naturaleza a través de prendas sensuales y colores. «Una declaración de intenciones» de hacia dónde va la moda actual, explicó el creador.

La isla de Madeira es la que ha inspirado esta colección donde las flores y su orografía han marcado el color de cada prenda.