scorecardresearch

Una baja médica deja sin consulta a 10 pueblos de la Montaña

Rubén Abad
-

Más de medio millar de vecinos de los municipios de San Cebrián de Mudá, Mudá y Salinas se ven obligados desde esta semana a desplazarse hasta el centro de salud de Cervera para ser atendidos

Una baja médica deja sin consulta a 10 pueblos de la Montaña - Foto: Rubén Serrallé

546 personas. Sobre el papel pudiera parecer una población insignificante para una gran ciudad como Madrid, incluso para una pequeña capital de provincia como Palencia, pero esta cifra esconde una cruda realidad: es el número de vecinos de la Montaña Palentina que desde esta misma semana se han quedado sin médico. ¿El motivo? La baja por maternidad de la doctora que allí pasaba consulta dos veces por semana, martes y viernes. ¿La solución? Ninguna, más allá de derivar a los pacientes al centro de salud de Cervera de Pisuerga, donde el personal sanitario escasea y no se plantean refuerzos pese a este medio millar de nuevos usuarios.

Estos 546 habitantes (según los últimos datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística) son el padrón completo de un total de diez pequeñas localidades ubicadas en el extremo norte de la provincia: San Cebrián de Mudá y sus cuatro entidades locales menores (Perapertú, San Martín de Perapertú, Valle de Santullán y Vergaño), Salinas de Pisuerga y las tres pedanías que integran el término municipal (Monasterio, Renedo de Zalima y San Mamés de Zalima) y Mudá. Vecinos, en la mayoría de los casos, de edad avanzada y sin vehículo propio o carné para esos desplazamientos al municipio cerverano a los que desde esta semana se ven obligados. Trayectos que ahora completarán con la ayuda de sus familiares, en el mejor de los casos, o pagando de su bolsillo un taxi para acceder a un servicio universal como es la sanidad. 

El primer toque de atención sobre esta «vergonzosa» situación la ha dado el alcalde de San Cebrián, Jesús González, que ha enviado una carta a la Junta de Castilla y León exponiendo el problema, que podría prolongarse por un período de seis meses. «Un servicio más que nos quitan al medio rural», se lamenta el primer edil montañés.

«Nosotros sabemos cuál es nuestra población y sus características, quizás en la Junta lo desconozcan», continúa González, al que ya no le vale que la administración regional se excuse en la falta de médicos. «Si no quieren venir a Castilla y León será porque algo se estará haciendo mal, pero la culpa no es de los sanitarios», apunta.

MOVILIZACIONES

Por el momento, se descartan movilizaciones más allá de que se ha invitado a todos los usuarios afectados a registrar hojas de reclamaciones en el centro de salud de Cervera «como medida de presión». Si no se soluciona, se movilizarán.

Esta será la respuesta vecinal a un descontento generalizado, según ha podido saber Diario Palentino en las conversaciones que ha mantenido con vecinos de la zona. «Es una vergüenza. Me parece inhumano dejar a los abuelos sin médico.Cómo no va  a haber despoblación, están arruinando a los pueblos con estas cosas», afirma una madre de familia. 

«Es un fastidio porque hay mucha gente mayor que no tiene carné y depende de familiares o un servicio de taxi para poder desplazarse», asegura un joven veinteañero, quien recalca que la administración regional «no ha hecho nada para evitarlo», aunque reconoce que para los pocos jóvenes que residen en la zona no supondrá mayor problema.