scorecardresearch

La juventud puede ser el gran aval hoy

Emilio Magdaleno
-

El Palencia Cristo visita a un equipo de experiencia y veteranía, al que puede imponerse físicamente

La juventud puede ser el gran aval hoy - Foto: Sara Muniosguren

El Palencia Cristo Atlético solventa con éxito el salto de categoría. Los chicos de Rubén Gala están obteniendo los puntos necesarios para no pasar apuros en una Segunda RFEF muy apretada. 

Los morados vienen de dos victorias consecutivas y se preparan para visitar hoy al Marino de Luanco. El partido arrancará en el feudo asturiano de Miramar a las 17 horas. Sabido ya el rival de Copa del Rey en un encuentro que se disputará el jueves 2 de diciembre, el mismo Rubén Gala quiso desviar la atención de la cita copera, quedando aún dos fechas de liga por disputarse antes. 

BAJAS.  El Palencia Cristo viaja con varios futbolistas entre algodones por problemas físicos. Desde el cuerpo técnico avisan que no van a forzar a nadie. Edu y Frodo llegarán para disputar algunos minutos, pero menos suerte tiene Javi Bueno, que se cae de la convocatoria por unas molestias durante las sesiones semanales y se une a la baja de Juan Moreno, que ya estuvo ausente en el partido contra el Langreo.

Otro inconveniente será la climatología: se espera un día lluvioso en Luanco, por lo que el campo estará pesado, dificultando el juego morado.

RIVAL. El club asturiano  se sitúa decimoquinto, en puestos de descenso, siete puntos por debajo de los palentinos. Puede resultar sorprendente verlos tan abajo ya que son un equipo que acumula muchas campañas en  la ya extinta Segunda División B. Desde el cuerpo técnico morado mandan un mensaje de optimismo y cautela.

«Vamos a un campo duro, contra un equipo veterano, con tres jugadores que han estado en Primera División», advierte Gala. Dos de los susodichos, los ex-sportinguistas Luis Morán y Alberto Lora, suman casi 200 partidos de experiencia en la máxima categoría con el club de Gijón. Destacar también a su capitán, el canario Guayasén Sánchez, Guaya, que lleva más de tres lustros y 500 partidos defendiendo la camiseta del club luanquín. 

«Nosotros venimos en una buena dinámica y somos un equipo joven, lo cuál puede darnos una ventaja física», razona Gala sobre cómo la edad de sus rivales puede jugar a favor de su equipo.

El cuadro asturiano está haciendo los deberes en lo ofensivo,  pero también encaja muchos tantos. Vienen de dos derrotas consecutivas  en casa, contra Móstoles y Bergantiños, aunque en su último choque golearon al Arenteiro en el césped de Espiñedo, dónde hace no mucho nadie había ganado hasta que lo hizo el mismo Palencia Cristo. «Tenemos que ponernos por delante y jugar con ello. Los jugadores llegan ilusionados y dispuestos a ganar», comenta el técnico.

No es para menos, ya que una victoria hoy supondría la tercera consecutiva del Palencia Cristo Atlético, dos de ellas fuera de casa ante rivales difíciles a pesar de su posición en la tabla. Además,  podría incluso entrar en los puestos de play-off si otros resultados acompañan.