Identificadas 3 personas por delitos de caza sobre el lobo

DP
-

En el ámbito administrativo los agentes formularon varias denuncias a otras tres personas por incumplimiento de la normativa de caza en relación al abatimiento de dos cánidos

Durante la operación la Guardia Civil ha incautado un lobo entero naturalizado.

La Guardia Civil ha investigado a tres hombres de 44, 57 y 60 años, vecinos de Palencia, Santander y León, respectivamente, por varios delitos de caza sobre el lobo en seis provincias, según informó ayer la Comandancia de Palencia.

La investigación de estas tres personas se enmarca en la Operación Signatus encaminada a determinar la legalidad de varios hechos de caza sobre el lobo ibérico (Canis lupus signatus), tras haber tenido conocimiento de que se pudieran estar utilizando precintos de lobo de manera irregular en la caza de cinco de los nueve ejemplares autorizados para su caza.

Según informó el instituto armado, durante la misma, que se extiende a Palencia, Burgos, León, Cantabria, Valencia y Málaga, puesto que se han relacionados con estos hechos varios gestores de cotos y cazadores domiciliados en estas provincias, la Guardia Civil se percató de diversas anomalías en los documentos y comunicaciones de las capturas de lobos y averiguó, que incluso se atribuyó la caza de un ejemplar a un cazador que no lo había realizado.

Esta compleja operación, que se ha alargado durante más de un año, llegando incluso a realizarse análisis genéticos, concluyó con la investigación de dos gestores de cotos de Palencia y Santander, como supuestos autores de delitos de falsedad documental y usurpación de estado civil, y de un cazador de León por un delito contra la fauna por cazar un ejemplar de lobo careciendo de autorización del titular del coto. A este cazador se le ha retirado la autorización para la utilización y tenencia de armas de caza. 

Durante la operación se ha incautado un lobo entero naturalizado. En el ámbito administrativo se formularon varias denuncias a otras tres personas por incumplimiento de la normativa de caza en relación al abatimiento de dos lobos, decomisando los restos de un ejemplar de lobo (cráneo) en un taller de taxidermia ubicado en Burgos. Las diligencias han sido puestas a disposición del juez y de la Fiscalía de Palencia, quedando los efectos intervenidos a disposición de las autoridades competentes.