"Mi pasión es el teatro y por eso no lo he dejado nunca"

Rubén Abad
-

A sus 84 años, esta veterana y exitosa actriz sigue llenando teatros y auditorios por todo el país. Ha recibido decenas de premios durante su brillante carrera, como la Medalla de Oro en las Bellas Artes

"Mi pasión es el teatro y por eso no lo he dejado nunca" - Foto: Daniel Dicenta Herrera

Se crece cada vez que sube al escenario, pero gana en las distancias cortas. Lola Herrera visitará este mes la provincia por partida doble, primero este domingo en Guardo, donde además recibirá el Premio AMGu de Honor en la ceremonia inaugural del Certamen Nacional de Teatro Aficionado, y repetirá el día 26 en Villamuriel de Cerrato. En ambas localidades, se pondrá en la piel de Carmen Sotillo, el personaje de Cinco horas conMario (Miguel Delibes) que más alegrías le ha dado durante su brillante carrera profesional.

Lleva tantos años encarnando a Carmen Sotillo que Cinco horas con Mario no se entendería sin usted
Llevamos mucho tiempo unidas, pero eso no quiere decir que no lo pueda hacer otra persona. Indudablemente, llevamos 40 años juntas, y la gente ya enlaza una cosa con la otra, pero el texto está ahí y es de todos.
A través de los años yo he ido cambiando. Mi visión se ha ido modificando y la sociedad en la que vivo, también. Lo que sale ahora de la obra es la obra en sí, pero vista desde una óptica distinta.

¿Qué tiene esa Carmen de Delibes de Lola Herrera y Lola de Carmen?
Somos bastante diferentes, pero tenemos en común que somos mujeres de una época muy parecida. La de Carmen es algo anterior a la mía, pero yo he conocido esa España, he padecido la falta de derecho de las mujeres durante muchísimos años, casi hasta anteayer, y entiendo muchas cosas de las que le ocurren. Miguel Delibes reflejó perfectamente, y con unas profundidades increíbles, a sus personajes y a la problemática de entonces. Es un texto muy rico.

¿Ha cambiado España lo suficiente?
Se ha progresado en muchas cosas, pero en otras no tanto. Tenemos una Constitución que en determinados aspectos habría que modificar porque la sociedad ha cambiado y la Carta Magna tiene que ser un reflejo de esta. Afortunadamente, desde la Democracia hemos ganado mucho por el camino, pero queda por hacer.

Un año especial este 2020, en el que se conmemora el centenario del nacimiento de Miguel Delibes
Desde luego que sí. Delibes está presente en nuestra sociedad, pero es un año para tenerlo todavía mucho más en cuenta. Su obra es universal y está consiguiendo el sitio que le corresponde.
Este domingo actúa en Guardo y el próximo día 26 en Villamuriel de Cerrato, ¿qué tal se siente en esta provincia?
En casi todos los sitios en los que estoy me siento muy a gusto, y por supuesto en la provincia de Palencia también. De esta Comunidad es toda mi familia y aquí están mis raíces, que son muy importantes para mí. Cada vez que paso por mi Valladolid, Palencia, Burgos o León brotan esos recuerdos que tengo grabados a fuego en mí misma.

Con ambas actuaciones se pone de manifiesto que llevar la cultura al medio rural también es importante
Con todas las obras que he estrenado he hecho giras por toda España, porque creo que el teatro a domicilio es imprescindible. De eso soy muy consciente desde que empecé a trabajar y además me encanta.

En Guardo, además de actuar, recibirá el Premio AMGu de Honor. ¿Cómo valora este tipo de galardones que nacen del cariño del público?
Todos los premios que te dan por tu trabajo son de agradecer, pero no hacen mejor a quienes los reciben. El mejor premio es llegar al teatro y poder disfrutar con el público de lo que estoy haciendo y que ellos disfruten conmigo. Ese es el Gordo de la Lotería. Todo lo que sea fomentar la cultura y las artes escénicas es de agradecer, porque en este país se apuesta muy poco por este sector. Habría que dar un mayor impulso.

¿Ha sido fácil alcanzar el éxito o ha sido un camino de espinas?
Ha sido muy difícil, pero no hay nada fácil en esta profesión. Elegí un trabajo muy duro y hay que esta al pie del cañón todos los días. Las actrices, y más las de teatro, nos enfrentamos a un examen diario ante los más diversos públicos.

¿Teatro, cine o televisión?
Mi gran pasión es el teatro. He hecho muchísima televisión, sobre todo desde que empezó en España hasta los años ochenta. Ahora mismo no quiero, lo que amo es mi teatro, que es lo que no dejé de hacer nunca, porque cuando hacía televisión lo compaginaba.

¿Qué tiene el teatro de especial?
Es muy gratificante, por eso estoy ahí. Es una pasión y una comunicación con el público que difícilmente se puede explicar. Es algo para vivirlo y yo tengo esa fortuna. Es un modo de respirar en la vida, hacer mi trabajo me da mucha salud me da salud, energía e ilusión.

¿Que proyectos tiene en mente?
Mis proyectos son ahora a muy corto plazo. De momento, es terminar este año con Cinco horas con Mario, llevarlo a todos los sitios donde nos hemos comprometido y luego hay alguna cosa, pero ya vendrán si tienen que llegar.