La venta de 1.308 escudos solidarios culmina con la entrega

Carlos H. Sanz
-

Una gala puso el sábado punto final a esta iniciativa solidaria puesta en marcha por la Policía Local. Su impulsor, Félix Herrero, reconoce estar «sorprendido y agradecido» por la repercusión

La venta de 1.308 escudos solidarios culmina con la entrega

La iniciativa Escudos Solidarios desarrollada por la Policía Local llegó el sábado a su fin con un concierto benéfico en el que se hizo entrega del dinero recaudado, 6.540 euros que irán destinados a la Fundación Anda Conmigo, que trabaja con niños con discapacidad. «Hemos vendido 1.308 escudos, muchos más de los esperados, así que estamos muy contentos con los resultados de la campaña», asevera el impulsor de esta iniciativa Félix Herrero.
«La idea surgió con el objetivo de hacer escudos para los compañeros, para que pudieran comprar uno o dos escudos, pero la gente empezó a colaborar y colaborar. De los 165 con los que arrancamos hemos llegado a 1.308. Los últimos se vendieron ayer mismo [por el sábado] durante la gala organizada por Rubén Muñoz, otro compañero que se ha volcado con la iniciativa», añadió este agente de la Policía Local.
Herrero recuerda que la campaña de Escudos Solidarios surgió durante las pasadas navidades. «Siempre andaba con la idea de ver cómo la Policía Local podía hacer algo más para ayudar, así que contacté con la Fundación Anda Comingo, que hace un trabajo precioso con los niños con discapacidad. Desde el primer momento, todos los compañeros se sumaron al proyecto y contamos con el apoyo, tanto del jefe de la Policía Local, Luis Miguel Palacios, como de la concejala de Seguridad Ciudadana, Carolina N. Gómez», añade este agente que deja claro que aunque él fue quien tuvo la idea, tanto el desarrollo de la campaña como su éxito corresponden a toda la Policía Local.
El éxito ha sido tal que, a través del perfil de Facebook que abrieron para promocionarla, han enviado escudos a Majadahonda o Sevilla, aunque la mayoría de ellos se han quedado en la provincia. El encargado de recoger el donativo fue Javier Bergón, presidente de la Fundación Anda Conmigo, que agradece la implicación de la Policía Local y de los palentinos. «Vamos a conseguir ayudar a más niños en los cursos intensivos que celebraremos este verano. Al menos siete familias se verán beneficiadas con becas financiadas gracias a esta acción solidaria y nos gustaría que alguna de ellas sea palentina», detalla el responsable de Anda Conmigo. 
Bergón expresa su sorpresa por la acogida por parte de los palentinos. «Nuestra sede está en Boadilla del Monte (Madrid) pero siempre hemos estado muy centrados en Andalucía. Ha sido un enorme placer conoceros, nos habéis dado en el corazón», asevera. 
de la experiencia. La fundación nació de su propia experiencia personal. «Mi hijo nació con 24 semanas y los médicos le detectaron tres pequeños puntitos en el cerebro, una parálisis cerebral». «Cuando te cuentan todo eso, estás perdido totalmente. No sabes qué hacer, así que acudes allí donde te dicen: fisioterapeutas, clases de estimulación temprana de un tipo y de otro... Llega un momento en el que es una locura porque nada está controlado ni unificado. No sabes qué ayuda a tu hijo ni si su evolución es correcta, a lo que hay que sumar el impacto que tiene en la familia y psicológicamente», detalla.
«Por eso, en la Fundación Anda Conmigo pretendemos unificar todos los terapeutas y todas las necesidades para que, directamente, en un mismo sitio, los pequeños tengan todo lo que necesitan durante dos meses, además de ayudar a los papás psicológicamente a llevar ese acompañamiento, esa aceptación de la situación y ver cómo se puede disfrutar en familia», añade.
Dentro de esa terapia juega un papel calve el traje Therasuit, «un sistema utilizado por los astronautas rusos cuando venían de sus vuelos por el espacio para adaptarse de nuevo a la gravedad». «Para los pequeños que tienen una parálisis es una experiencia. Con un sistema de ganchos, anclajes y gomas podemos posicionarles rectos y empezamos a trabajar con ellos de forma lúdica. Por ejemplo, les ponemos unas gafas de realidad virtual para que piensen que están en el campo o volando como Superman, ¡y les encanta!», relata Javier Bergón, que explica que la Fundación también dispone de otros dos programas orientados específicamente al retraso madurativo y a las ayudas directas a familias sin recursos.