«La gente rural tiene que ver el comercio como un servicio"

Rubén Abad
-

Ha iniciado su andadura hace apenas unas semanas y la Asociación de Comerciantes de Carrión y Comarca ya suma más de 60 socios de los más diversos sectores. Uno de sus principales objetivos es generar riqueza y dinamizar la ciudad

«La gente rural tiene que ver el comercio como un servicio"

Más de sesenta socios de los más diversos sectores, entre comercios, locales de hostelería y pequeñas y medianas industrias, conforman la nueva Asociación de Empresarios de Carrión de los Condes y Comarca. Un colectivo que nace con ilusión, ganas y motivación con un objetivo claro: dinamizar la economía de la ciudad jacobea y hacer frente a las compras a través de Internet, el gran enemigo de las tiendas de proximidad. 
Los integrantes de esta asociación de la ciudad de los Condes han abierto sus puertas también a los negocios de los pueblos del entorno, porque estos dan vida a la localidad y ayudan a la buena marcha de la economía
El colectivo está capitaneado por Antonio López, que ha querido compartir con Diario Palentino las primeras impresiones de este proyecto. Además de él, la junta directiva la componen Sonia Fernández (vicepresidenta), Mariluz Acero (tesorera), Luis Miguel Medina (secretario) y los vocales Eli Ramos, José Antonio Perrino y Yolanza Lorenzo.

¿Cómo surgió la idea de constituir la asociación?
Todos somos conocedores de la situación actual por la que atraviesa el medio rural y queríamos dejar de ser meros espectadores y pasar a ser actores. Este proyecto nace con mucha ilusión, porque los más de sesenta socios que se han sumado a él hasta la fecha están muy motivados. 
Queremos demostrar también que Carrión es un punto neurálgico importante y que tiene un gran potencial, con un millón y medio de habitantes en un radio de unos 110 kilómetros. La gente está con ganas y eso es un gran aliciente.

¿Cuáles son los objetivos con los que ha echado a andar este nuevo colectivo?
Generar riqueza a través del comercio y de la industria aquí asentada, y también conservar, cuidar, mejorar y potenciar la vida social, económica, cultural y patrimonial del municipio. 
De igual forma, crearemos una comisión de desarrollo de proyectos que sirva, a su vez, como órgano de unión y coordinación de los asociados; realizaremos cursos, seminarios, conferencias, foros de debate, congresos y ferias; pondremos en marcha campañas publicitarias; e identificaremos nuevas actividades económicas y posibles emprendedores; por citar algunos ejemplos.

Acaban de comenzar a trabajar hace apenas unas semanas como agrupación empresarial y ya han lanzado su primera campaña: En Navidad... ¡Ilumina Carrión!
No es nuestra principal función,  pero con esta iniciativa centrada en la decoración navideña, se pretende promover la participación y creatividad de los vecinos, generando un ambiente navideño acogedor durante estas fiestas.
¿A qué retos se enfrenta el comercio tradicional?
Las ventas a través de Internet están haciendo un daño terrible al pequeño comercio. En este sentido, intentaremos hacer algo para dar salida a nuestros productos vía web, pero todavía está todo muy virgen. La gente de los puebos tiene que ver el comercio como un servicio para el medio rural, no solo como actividad económica. Es cuestión de mentalizar a la sociedad.

¿Qué futuro le depara al pequeño comercio y a las industrias asentadas en el medio rural?
La base del comercio es que existan empresas y que se instalen otras nuevas. Cada pueblo lucha contra los otros 8.130 municipios repartidos por la geografía española que quieren atraer las empresas a sus respectivas localidades.  

¿Les ayuda la conexión directa por la autovía A-231 con las ciudades de Burgos y León y la cercanía con Palencia, de la que distan apenas 40 kilómetros?
El empresario va a ir allá donde le faciliten una localización y un precio interesante. Si se encuentra un municipio amable y con buena gente, se instala y puede crecer. Lo mismo ocurre con los viveros de empresas o la promoción de la inquietud empresarial entre la gente joven, que también ayudan.

Ser paso obligado del Camino de Santiago también contribuirá a la economía local
Los peregrinos y los turistas que nos visitan dejan muchos recursos en Carrión, aunque la ciudad necesita dotarse de más encanto. No nos podemos estancar y ver nuestro pueblo como lo que es ahora, sino cómo puede ser.