Palencia lidera a nivel nacional el desplome de nacimientos

ALBERTO ABASCAL
-

El dato supone 21 puntos más de caída respecto a Castilla y León (-8,67%) y de 23 puntos con el índice nacional (-6,07) · El resultado en el corto plazo está siendo ya la disminución del número de habitantes

El sociólogo palentino, Francisco Javier Gómez Caloca. - Foto: Óscar Navarro

Palencia, con 233 nacimientos entre enero y abril de este año, lideró a nivel nacional la caída de la natalidad en un 29,40 por ciento respecto a los datos registrados hace un año. Este dato supone 21 puntos más de caída respecto al conjunto de Castilla y León (4.111 alumbramientos, -8,67%) y de 23 puntos respecto al índice nacional, según consta en la Estimación Mensual de Nacimientos con datos de abril de 2021 e incluida entre las estadísticas experimentales del Instituto Nacional de Estadística (INE) con el fin de estimar los nacimientos ocurridos durante la pandemia de la Covid-19 en el ámbito nacional, regional y provincial.

Según los datos aportados, el número de nacimientos ha disminuido considerablemente en los cuatro primeros meses de 2021 con respecto al mismo período tanto del año 2020 como de 2019. El sociólogo palentino, Francisco Javier Gómez Caloca. sostiene que en la provincia, en los últimos veinte años, «todo lo que llevamos de siglo, la diferencia entre nacimientos (cada vez menos) y defunciones (cada vez más) ha sido negativa. En el período con datos definitivos (2001-2019) el saldo negativo medio del período ha sido de -878. Es decir, cada año de este siglo en la  provincia han muerto casi 900 palentinos más de los que han nacido. Los datos del primer semestre de 2020 (últimos definitivos disponibles), profundizan la línea negativa con 771 muertos más que nacidos. En 2018, por primera vez en el conjunto de años de los que hay datos, bajamos de los mil nacimientos anuales y, esta tendencia ya se consolidó en 2019 (con 927 nacimientos) y es esperable que suceda lo mismo con los datos definitivos de 2020».

«Si tenemos en cuenta que el estado de alarma y el confinamiento que nos metió de lleno en la pandemia se produjo el 14 de marzo de 2020 y de acuerdo con la duración normal de los embarazos, es evidente que las consecuencias de todo el primer período de confinamiento duro de la pandemia sobre la fecundidad y posteriores nacimientos se han producido a partir del mes de enero de 2021. De hecho, el número de nacimientos en enero de este año disminuyó en el conjunto del Estado el 20,83%, frente al 23,43 % de Castilla y León y un 36,14% en Palencia, aunque la disminución acumulada de nacimientos en abril es del 29,40% (en febrero fue del -29,54% y en marzo -30,24%)», tal y como explica Gómez Caloca.

Palencia lidera a nivel nacional el desplome de nacimientosPalencia lidera a nivel nacional el desplome de nacimientosPara el sociólogo palentino, la situación y su valoración «no admite medias tintas, ya que es un completo desastre: somos la provincia de toda España con datos más negativos, una vez más en un indicador demográfico. Se ve claramente nuestro negativo liderazgo (ver cuadro), con las nueve provincias con peores resultados que, salvo Ceuta, ninguna nos hace sombra en esta liga del desplome de nacimientos, y del dato nacional y regional».

DINÁMICAS. Para Francisco Javier Gómez Caloca, la pandemia ha venido «a acelerar y profundizar muchas dinámicas que ya estaban en marcha y la evolución demográfica negativa de la provincia era una de las principales en nuestra provincia. Pero, ya vimos como 2020 los efectos se produjeron en el número de fallecidos (lo que se ha alargado hasta finales de marzo de 2021), empezamos a ver con este estudio del INE como desde enero de 2021 la Covid-19 y sus consecuencias está arrasando con nuestra ya bajísima natalidad. Veremos hasta donde llega el destrozo en el número de nacimientos de este año, y nos queda por ver, con toda seguridad, las consecuencias demográficas que todas las crisis económicas (la última fase de la crisis de la pandemia) tienen históricamente en la provincia en forma de aumento de la emigración».

El sociólogo palentino concluye que con un exceso de mortalidad (del 14 de marzo de 2020 a finales de marzo de 2021) y un descenso de nacimientos (de enero de 2021 hasta la actualidad), de la conjunción de ambos, el resultado en el corto plazo está siendo ya la disminución del número de habitantes «incluso por encima de las negras proyecciones de población del INE, que ya están obsoletas».

«Si las administraciones públicas y los gobiernos provincial, regional y locales no quieren ver esta situación, su responsabilidad para el futuro de esta provincia será histórica, en el sentido más negativo de la palabra», finaliza Gómez Caloca.