Las tres sedes de la Ebau recibirán a 752 alumnos

DP
-

Para evitar la aglomeración en la entrada, se ha adelantado la hora de recepción a las 8 y se procurará un acceso escalonado. Siempre que sea posible, los estudiantes ocuparán el mismo lugar en las pruebas

Las tres sedes de la Ebau recibirán a 752 alumnos - Foto: Eva Garrido

Los días 1, 2 y 3 de julio se celebrará  la convocatoria ordinaria de la Evaluación del Bachillerato de Acceso a la Universidad, Ebau, que  en el distrito de la Universidad de Valladolid (UVa), al que pertenece Palencia, reunirá a 4.939 alumnos, un 22% más que en la del año pasado. Los paletinos matriculados suman 752, frente a los 583 en la de junio de 2019,  lo que supone un incremento del 28,98%.
La Ebau se desarrollará en tres sedes, dos en el campus de La Yutera, y la tercera en el instituto Alonso Berruguete, en el que se darán cita los alumnos del propio centro, el Recesvinto de Venta de Baños, La Salle y Filipenses. Los del Victorio Macho, Santa María la Real y San Gregorio-La Compasión de Aguilar de Campoo, Guardo de Guardo, Trinidad Arroyo, Escuela de Arte Mariano Timón y Maristas estarán en una de las sedes universitarias, y en la otra los estudiantes del Jorge Manrique, Sem Tob de Carrión de los Condes, Condes de Saldaña de Saldaña, Virgen de Calle, Viñalta, López Vicuña, Don Bosco, Centro Tecnológico de Cereales, extranjeros y los procedentes de otros distritos.
Para evitar la acumulación en la entrada, se ha adelantado la hora de recepción a las 8, y se procurará un acceso en horario escalonado y diferenciado por distintas puertas. Para abundar en estas prevenciones, se ha solicitado la colaboración del Ayuntamiento y la Policía Local  en todos los accesos de las sedes, y se ha insistido en que solo podrán  pasar  a los edificios y su entorno las personas implicadas en el proceso: miembros de los tribunales, responsables de centro, estudiantes, conserjes, personal de limpieza, y acompañantes de personas con alguna minusvalía que así lo requieran (que deberán acompañarles hasta el aula). En el mismo sentido, se evitará la llegada en automóvil hasta las sedes, donde, en todo caso, no se permitirá parar para dejar al pasaje. 
Cada grupo utilizará siempre la misma puerta de acceso y salida. Los estudiantes irán provistos de sus mascarillas habida cuenta de que su uso es obligatorio. Asimismo, procurarán llevar lo mínimo imprescindibles con ellos y llevarán una bolsa de plástico con capacidad para guardar todos sus enseres y depositarlos cerca de ellos mientras duren las pruebas. En todo caso habrá un remanente de mascarillas y bolsas, para responder a las incidencias que puedan suceder. 
Las aulas se limpiarán después de cada prueba (esto también ha supuesto la necesidad de una adaptación horaria porque ahora se trata de higienizar espacios). Siempre que sea posible, los estudiantes ocuparán el mismo lugar en las cuatro  pruebas de la fase obligatoria, y sucesivas.