scorecardresearch

Recuerdo de scout

Jesús Hoyos
-

Apasionado de la informática, defiende el encanto y las tradiciones de pueblos y rincones de la provincia. Daniel García comparte con 'DP' sus diez lugares

Recuerdo de scout

PASIONES Las nuevas tecnologías e Internet. También es scout y amante de la naturaleza. Y apasionado de las escape room.

 

TRAYECTORIA Comenzó de informático en Alconero Servicio. Llegado el momento, se animó a coger el traspaso del negocio y lo dirige desde hace más de 14 años, al igual que Astinta.es, una tienda online de cartuchos de impresora. También montó junto a su pareja el escape room Una Hora. Tras la pandemia, puso en marcha el supermercado online Elavio.es, que busca apoyar y modernizar el comercio local.

 

1. Cristo del Otero.  «El Cristo del Otero es una de las figuras más emblemáticas de Palencia. Es el más grande de España y uno de los más grandes de todo el mundo. Y encierra historias, muchas interesantes, que han inspirado desde un programa de Iker Jiménez hasta un escape room y que, en muchos casos, son desconocidas hasta para los propios palentinos».


2.Las bodegas de Baltanás. «El conjunto de bodegas subterráneas tradicionales que existe en Baltanás, y que está constituido por 374 en seis niveles superpuestos, es el mayor de España. Además, han sido declaradas Bien de Interés Cultural. Recuerdo ir con la familia cuando era pequeño a las bodegas de Baltanás. Nos juntábamos todos y hacíamos meriendas o comidas en las celebraciones».


3.Perapertú.  «Es un pueblo situado en la Montaña Palentina. Pequeño pero en un paraje irrepetible. Es el lugar donde se realizó el primer campamento de mi grupo de scouts Tres Mares y se han ido realizando campamentos allí cada 10 años hasta que la pandemia impidió seguir con la tradición».


4.Velilla del Rio Carrión.  «Es un bonito pueblo, encerrado entre montañas. También un buen lugar para realizar una ruta micológica por sus pinares, rutas de senderismo buscando al ratoncito Pérez o para ir a disfrutar de la berrea».


5.Pantano de Ruesga. «De él destaco las acampadas que se hacen en sus alrededores, el contraste de la tranquilidad de un día normal frente al gentío de un fin de semana de verano, las travesías en piragua y los baños en sus aguas. Son experiencias dignas de vivirse».


6.San Cebrián de Mudá. «Un pequeño pueblo que se desvive por sobrevivir en la época de la España Vaciada. La reserva de bisontes y el mirador de las estrellas se convierten en visitas obligatorias. La amabilidad con la que tratan a los visitantes también es digna de elogiar».


7.Las Tuerces.  «Se trata de un espacio natural protegido de la provincia, un peculiar enclave paisajístico formado por la erosión de las rocas calizas. Es un lugar ideal para respirar aire puro mientras que uno puede deleitarse con unas magníficas vistas en plena naturaleza. Genial para desconectar haciendo una ruta o simplemente dando un paseo por sus senderos».


8.Cafetería Bianco.  «En la plaza de San Pablo de Palencia, una cafetería con una tortilla genial y un trato familiar. Sin duda, el bar de mi juventud donde más tiempo he pasado».


9.Montaña Palentina. «Cualquier zona de la Montaña Palentina es única: la ruta GR1, la senda de Ursi, la Tejeda de Tosande, el sendero de Fuente Cobre... Cualquiera de las montañas que la conforman son dignas de escalar, como el Curavacas, el Espigüete o el Valdecebollas».


10.Capital.  «La ciudad de Palencia, pequeña pero con muchos encantos por descubrir, donde se vive bien, se come bien y se llega tranquilamente a cualquier lugar».