Los feriantes, en pie de guerra al no poder trabajar

J. Benito Iglesias
-

El gerente de Atracciones Mara, Luis Ángel Caballero, empresa familiar con más de 100 años presente en ferias, critica el olvido autonómico y estatal a un colectivo con apenas actividad y numerosos gastos, seguros e impuestos que afrontar

Los feriantes, en pie de guerra al no poder trabajar

El sector de atracciones feriales no araviesa su mejor momento, junto a los promotores de espectáculos musicales, una vez que se ha determinado la supresión en Castilla  y León de fiestas patronales y minimizado al máximo  cualquier actividad al aire libre que suponga una hipotética aglomeración de público. En el caso de quien compagina el negocio  de alquiler de hinchables con churrerías en eventos festivos que recorren numerosos puntos de la capital y provincia la situación no es mucho mejor.
Así lo pone de manifiesto el gerente de Atracciones Mara, Luis Ángel Caballero, con un negocio familiar que lleva más de 100 años activo. «En el alquiler de hinchables el parón es total y con  las churrerías estamos trabajando, pero en algo puntual. Si no hay fiestas como tales se da cita muy poca gente y no hay rentabilidad. Si como en el caso de Aguilar, encima te suben considerablemente la tasa  de ocupación de suelo pues la cosa se pone aún peor», dice.
No obstante, precisa que hay otros ayuntamientos que se plantean la exención de tasas a los feriantes. «Te piden que vayas a municipios porque nuestro negocio es tradicional, pero salvo el día del patrón que hay más gente en la calle, el miedo a salir y a juntarse en grupo aún persiste», señala.
Además, indica que el sector de feriantes «está muy tocado aunque crea empleo» y echa de menos el apoyo estatatal y autonómico que «se dedica a colectivos quizá más vulnerables», y no entiende que «no haya exenciones de tasas». Al respecto, Luis Ángel Caballero recuerda que las empresas tienen muchos gastos fijos como el pago de autónomos e IAE, seguros de responsabilidad civil o  mantenimiento e inspecciones de sus vehículos se trabaje o no.
ahogo empresarial. «La gente se empieza a ver ahogada y recientemente hubo una manifestación en Madrid desde varios  puntos de España. No se quiere una limosna si no que se permita salir a la calle y trabajar. Encima se aprieta a la gente con impuestos y pagos y empieza a haber desahucios y familias que no tienen dinero para alimentarse y reciben ayuda de Cruz Roja», indica el feriante.
Luis Ángel Caballero manifiesta que el sector de atracciones en ferias y otros eventos «se siente desamparado» por el Gobierno central y la Junta. «En otras comunidades como Levante se crean parques fijos para instalarse y los ayuntamientos no te cobran nada para poder subsistir», concluye.