scorecardresearch
Editorial

Necesidad, utilidad y retrasos de las infraestructuras

Diario Palentino
-

Lo deseable es que se mantenga el compromiso hasta el final y se procure agilizar las licitaciones y adjudicaciones

Hay momentos en los que resulta harto difícil conciliar los discursos prometedores con las realidades palpables, del mismo modo que hay épocas cargadas de fechas probables de terminación y de inauguración de infraestructuras que luego no encuentran acomodo. Por dificultades técnicas, porque se imponen otras prioridades a la hora de repartir los presupuestos, porque las empresas adjudicatarias entran en quiebra o piden modificados que encarecen la obra final. Mientras, los futuros beneficiarios que, a la postre, acabamos siendo todos los ciudadanos, nos limitamos la mayoría de las veces a escuchar, confiar, esperar y, si no se produce lo esperado y prometido, a despotricar sobre todo en nuestro fuero interno. Son los representantes de cada territorio en las instituciones ejecutivas y legislativas quienes están obligados a recordar a las autoridades competentes las obligaciones contraídas, las necesidades de cada zona, la utilidad para su economía y desarrollo, afeándoles las demoras. 

 Por eso, porque llevamos tiempo acostumbrándonos a que las obras públicas, sobre todo las de mayor calado, sufran retrasos, cada vez que se inaugura y se pone en servicio alguna de ellas nos congratulamosy casi nos damos por satisfechos. Aunque sea una apertura parcial, como la del segundo tramo de la autovía A-73 (Burgos-Aguilar de Campoo), cuya entrada en funcionamiento presidió ayer la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que une Pedrosa de Valdelucio (Burgos) y Báscones de Valdivia (Palencia). Son algo más de 12 kilómetros que se suman a los del primer tramo, entre la circunvalación de Burgos y Quintanaortuño, 22 en total que suponen un treinta por ciento de su longitud total. Cómo no alegrarse de contar con un tramo más, diez años después del primero, y cómo no hacerlo al escuchar a Raquel Sánchez  subrayar el interés del Gobierno en completar la autovía y en acelerar el tramo contiguo al de ayer, que facilitará la conexión en Aguilar con la autovía A-67. Hoy, la titular de una cartera especialmente significativa en territorios como los de esta España interior de vasta superficie y núcleos poblacionales alejados entre sí, visitará en Marcilla de Campos las obras de la línea de Alta Velocidad ferroviaria Palencia-Santander, en el tramo Amusco-Osorno. Y volveremos a alegrarnos de que el Ejecutivo de Sánchez esté atento a las necesidades de comunicación y anuncie la agilización de algunas de esas infraestructuras, además de apostar por una nueva movilidad.

Lo que queremos hacer patente es que el Gobierno central tiene que mantener hasta el final ese compromiso y procurar, en la medida de lo posible, que se agilicen las licitaciones y adjudicaciones para que la satisfacción sea total y sobre todo y ante todo para que los palentinos gocemos de mejores servicios.