scorecardresearch

Los sindicatos critican lagunas en la escolarización de 2 años

SPC
-

CCOO y Stecyl insisten en las incertidumbres que genera el proceso entre padres y profesionales

Alumnos en una escuela infantil de la provincia de Burgos. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Varios sindicatos siguen denunciando la «incertidumbre» que sufren padres y trabajadores de las escuelas infantiles sobre la implantación del primer ciclo de dos a tres años de Educación Infantil. La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras denuncia que la falta de negociación «hace insostenible la situación» para los profesionales actuales, mientras que el Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza y los Servicios Públicos en Castilla y León (Stecyl) lamentan que las familias desconozcan aún si tendrán posibilidades de participar en los programas madrugadores y tardones o en el servicio de comedor.

CCOO explica en un comunicado que, desde que en septiembre de 2021 se presentó el proyecto de implantación de las aulas gratuitas en centros públicos, «el vaso de los trabajadores y trabajadoras, se ha ido llenando gota a gota, por la dejadez y el silencio de la Consejería de Educación». Así, criticó que no sepa «cómo abordar el tema», dejando a su juicio «totalmente desprotegida» la plantilla de estos centros y fomentando la «incertidumbre» de los padres al respecto.

«Se conocen los centros, se desconocen las ratios mínimas, y se ve necesario un diálogo con los representantes de los trabajadores», añadió CCOO, quien consideró una «vergüenza» que a pocos meses del comienzo del curso 2022-2023, los padres «no sepan en manos de quiénes van a dejar» el cuidado y la educación de sus hijos, que no se conozca cómo van a ser las aulas, y si los técnicos superiores de Educación Infantil van a seguir formando parte de sus vidas.

«Entendemos que la falta de negociación no ayuda a solucionar las cosas, pues supone un gran problema para los centros educativos públicos que se ven indefensos ante las decisiones de quienes deben velar por ellos, dando carta blanca a los centros concertados y privados», indicó CCOO.

Por su parte, Stecyl lamentó, el día en que acaba el plazo de de solicitud para cursar de forma gratuita el primer ciclo de Educación Infantil 2-3 años, que las familias desconozcan las condiciones de este servicio público como la posibilidad de los programas madrugadores, tardones y comedor, entre otros. No en vano, precisó que esta falta de información por parte de la Consejería de Educación crea «desconcierto» e  «inseguridad» a la hora de llevar a cabo la elección del centro.

Falta de organización.

Este sindicato denunció también la «poca sensibilidad» por parte de la administración con sus propios centros a los que no han informado de los espacios que se van a utilizar, los calendarios, los horarios y los recursos a partir del próximo curso, sin olvidar la categoría de los profesionales que impartirán esta etapa. En un comunicado recoge que, según la normativa, pueden ser técnicos superiores en Educción Infantil y/o maestro, aunque no se ha concretado nada sobre el número de profesionales por aula ni sobre sus condiciones laborales.

«Defendemos y apostamos por lo público. Y el derecho a que los fondos públicos se destinen a una enseñanza pública y de calidad; abogamos por la sensibilidad y el respeto hacia nuestros profesionales docentes y no docentes, y la trasmisión de una información completa y adecuada a las familias», reivindicó el sindicato. Y es que Stecyl reiteró que el modelo de implantación gratuita es una «total» agresión y menosprecio de la escuela pública.