Dice que consumía pornografía infantil al quedarse impotente

ALBERTO ABASCAL
-

La Guardia Civil le requisó una gran cantidad de archivos con material pornográfico infantil, así como archivos borrados

Dice que consumía pornografía infantil al quedarse impotente

La jueza del juzgado de instrucción de Carrión de los Condes ha dictado un auto de procesamiento contra J.M.R.M, al encontrar contra él indicios de haber cometido un delito de tenencia y distribución de pornografía infantil.
La resolución judicial, que ha sido recurrida en apelación ante la Audiencia Provincial y a la que ha tenido acceso Diario Palentino, establece que las actuaciones se iniciaron en virtud de un atestado remitido por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Burgos. Durante las diligencias judiciales abiertas, declaró el denunciante de los hechos en calidad de testigo protegido y se registró el domicilio del investigado con la correspondiente incautación del material pornográfico encontrado.
Después de la investigación judicial, la juez de Carrión de los Condes llegó a la conclusión, según expone en el auto judicial, que J.M.R.M., debido supuestamente a los problemas de impotencia que sufre desde los 19 años, y con la intención de buscar nuevos estímulos con los que hacer frente a dicho problema, reconoció haber comenzado hace unos cuatro o cinco años a acceder voluntariamente  y consciente de su contenido a páginas web que ofrecían material pornográfico infantil, descargándose dicho material en el disco duro de su ordenador para consumo propio a través de distintos programas como Torrent, Emule y Jdownloader.
La juez sostiene que en los dispositivos informáticos que fueron incautados durante la práctica y registro que se autorizó en el domicilio de J,M.R.M., al parecer, se encontraron «una gran cantidad de archivos con material pornográfico infantil, así como archivos borrados, presumiblemente del mismo contenido, tanto en formato vídeo como en formato de fotografía».
El procesado, según se indica en el auto judicial, ha reconocido expresamente la posesión de dicho material, aunque ha negado su distribución a terceros. 

operación de la benemérita. Se da la circunstancia de que la Guardia Civil de Burgos informó a comienzos de año que había detenido a un hombre, por orden del juzgado de Carrión de los Condes, al encontrarle en posesión de archivos que contenían imágenes de menores, de corta edad, que fueron calificadas como «extremadamente duras». La operación Napalm, en la que se enmarca el descubrimiento de este delito, había comenzado en noviembre cuando la Comandancia de Burgos tuvo conocimiento de la posible existencia de una serie de ficheros informáticos relacionados con la explotación sexual infantil.El Equipo de Investigación Tecnológica (Edite) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Burgos se hizo cargo de las pesquisas y abrió una investigación para intervenir todos los archivos, dada la gravedad de los hechos. Como resultado de las investigaciones, se registró una vivienda de la provincia de Palencia, bajo mandamiento judicial de Carrión y en presencia del titular que a la postre fue detenido.