scorecardresearch

Las protectoras de animales auguran más abandonos en Navidad

Jesús Hoyos
-

Alertan de la delicada situación de los perros potencialmente peligrosos y de un incremento de las personas que se deshacen de los canes de edad avanzada

Las protectoras de animales auguran más abandonos en Navidad

Tradicionalmente, la época estival es uno de los peores momentos del año en lo que a abandono animal se refiere. Asociaciones, protectoras y refugios dedicados a su cuidado coinciden en que esta tendencia se ha detenido y ha dejado paso a un nuevo problema. «Ahora se nota especialmente a la vuelta de Navidad, cuando los regalitos han crecido y a la gente se le pasa el espíritu navideño, por así decirlo», alerta Raquel Mínguez, responsable de Defensa Animal Palentina (DAP).

Actualmente tienen entre 140 y 150 animales repartidos por diferentes casas de acogida, sobre todo perros y gatos pero también cobayas o conejos. «Este 2021 está siendo muy malo, hemos recogido muchísimos animales. Lo que va de año ha sido peor que 2019 y 2020», comenta. La suya es una asociación pequeña que funciona con siete voluntarios y espera conseguir a final de año unas 150 adopciones.

En Scooby, que gestiona la protectora de la capital, han sido 109 los perros recogidos en lo que va de año, mientras que 28 han salido en adopción. «Lo que cada año se ve más son recogidas de perros potencialmente peligrosos (PPP) porque, en cuanto sufren problemas se deshacen de ellos. Su solución es el abandono», explica Nieves Pérez. En su caso, no dan animales en adopción para regalar o para que los cedan a terceras personas. «Además, esperamos a que pasen fechas señaladas», subraya. 

Las adopciones, al igual que en otras asociaciones, requieren una compensación económica que, en la gran mayoría de casos, solo cubre una parte de los gastos que genera un animal. «Se les identifica, esteriliza, vacuna y trata cualquier problema veterinario. Los gastos dependen mucho del tiempo que lleven en la asociación, pero eso no se mira, se cobran todas igual», añade.

«Cuando les enseñamos la factura, se asustan, pero se tiene que hacer», comenta Genoveva de las Heras, presidenta de la Asociación Protectora Amigos de los Animales de Guardo.  Allí, al igual que en el resto de protectoras, se realiza un cuestionario a quien quiere adoptar. «Nos tenemos que asegurar de que el animal será tratado como merece. El objetivo es ponerle en manos de alguien que le quiera y cuide igual o mejor que nosotros», expresa. 

En Guardo solo los entregan como animales de compañía. «No se les da ni a cazadores, ni a ganaderos ni como guardianes de finca en solitario. No queremos meter a todos en un mismo saco pero no podemos seleccionar», explica. Ahora mismo, en su refugio tienen la cifra más baja de perros, 25, cuando han llegado a tener casi 70. Durante 2021 han entrado 13 perros y dado en adopción a ocho. «El balance es muy positivo. Recogemos los frutos del trabajo», asevera. Su zona de actuación es Guardo y pedanías y notan los abandonos especialmente tras las temporadas de caza.

acogida. La asociación Huellas Palencia funciona exclusivamente con casas de acogida. Rebeca Molledo, una de sus voluntarias, ha notado un incremento «brutal» en los rescates de gatos, con más de 50 durante este año. «Llevo 15 años metida en este mundo y nunca había visto tantos como este año», reconoce. También han rescatado unos 25 perros, principalmente loberos, mastines y pastores alemanes. En los pueblos ven muchas camadas tiradas a la basura. De todos ellos, han conseguido en total casi 30 adopciones.

Huellas obtiene financiación de sus propios bolsillos y de donaciones. También piden una pequeña tasa con cada adopción y realizan los eventos solidarios que pueden.

«Recogemos hasta donde podemos y muchas veces hemos tenido que decir que no. Este año, especialmente en gatos porque no había casas disponibles ni adopciones. La gente no se muestra responsable en el tema de esterilizar a sus gatos ni concienciada de que requieren atención veterinaria. El microchip facilita muchísimo encontrar su hogar si se pierde. Nos llegan muchos avisos de animales perdidos, sobre todo en la capital. Si creemos que es casero, se hace todo lo posible por que vuelva a su familia», explica.

La mayoría de acogidas que consiguen son voluntarios de confianza. «Al resto les hacemos un cuestionario con preguntas básicas para adaptar cada animal al mejor ambiente. Muchas afortunadamente terminan en adopciones», explica. 

Cervera, Aguilar y en general la zona del norte es donde más animales recogen, ya que en la capital el tema «está más organizado con policía y Scooby. A veces no aparecen pero no vamos a dejar al animal tirado en la calle». 

vocación. «Lo nuestro es por vocación. La falta de concienciación está a la orden del día. Para muchos, los animales son recursos, no seres sintientes. Y lo de los animales de granja es un desmadre total -también rescatan gallinas o patos-», añade. En el mismo sentido, De las Heras afirma que «los malos ratos y el sufrimiento de trabajadores y voluntarios acaba mereciendo la pena».  «Cada adopción es una fiesta, un premio al trabajo y un paso en la concienciación sobre animales que estén más desfavorecidos por su edad o problemas de salud», declara Mínguez, de DAP.

Y es que pone el foco en que «desgraciadamente, está muy de moda abandonar a los perros cuando llegan a su tercera edad». «Muchas veces no han tenido cuidados y arrastran enfermedades y problemas. Los recuperamos como si fuera una residencia de ancianos», comenta.

Desde APAAGuardo aseguran que se suele abandonar perros de caza de tamaño grande y edad avanzada. «De los 25 que tenemos, la mitad es mayor de diez años. Es difícil darles salida. Los pequeños y cachorros, eso sí, vuelan. En otras ocasiones, tenemos que convencerles de que cierto perro no les conviene. Muchos se enfadan, pero de ahí la importancia del cuestionario. Si te gusta tumbarte en el sofá no puedes coger un cachorro», explica.

Mínguez, de DAP, alerta igualmente del problema con la cría de cachorros. «No se controla y, por ley, un particular no puede hacerlo. La compraventa está prohibida», señala. Todas coinciden en reclamar un mayor apoyo e implicación de las instituciones.