scorecardresearch

La gran aliada de la economía circular

Carlos Cuesta (SPC)
-

La segunda mano contribuye tanto a ahorrar costes de fabricación como a mejorar el medio ambiente

La gran aliada de la economía circular

Nunca como hasta ahora la sociedad en general ha estado tan mentalizada con la importancia que tiene el reciclado, tanto en su vida doméstica como en el plano empresarial, para mejorar la sostenibilidad del planeta.

Aunque todos coincidimos que el mejor residuo es aquel que no se produce, sin embargo, la idea de una segunda vida para los productos que más se consumen habitualmente, de acabar con los límites de la obsolescencia programada con los que la sociedad ha vivido en las últimas décadas es una prioridad que cada día coge más fuerza, especialmente, entre las nuevas generaciones a las que se ha educado ya bajo estos nuevos valores de sostenibilidad y de cuidado por el medio ambiente.

En este contexto, los productos de segunda mano se posicionan como el mejor aliado de la economía circular, puesto que plantean un nuevo uso para aquellos artículos que ya no tienen una vida útil y que encajan en uno de los objetivos que marca la Agenda 2030 que se basan en la llamada triple R: reciclar, reparar y reutilizar.

La gran aliada de la economía circularLa gran aliada de la economía circular - Foto: Imagen de coachmetpassie en Pixabay

El gran reto de reducir las emisiones al mínimo grado posible para evitar generar residuos busca que la industria no produzca nada que no pueda garantizar una segunda vida, que se recicle en la medida de lo posible todo aquello que ya no se necesita, desde la ropa, los coches, los ordenadores o los muebles.

El mercado de la segunda mano ahorró en España el pasado ejercicio más de 1,47 millones de toneladas de CO2, es decir, un 18% más que en 2020, que equivalen a todas las emisiones contaminantes que se producen en todo el país en tres días completos y con las que, por ejemplo, se podrían haber fabricado 370 millones de camisetas de algodón, según el informe Efecto medioambiental de la segunda mano 2021 publicado por Mil Anuncios, el portal web de referencia en compraventa de artículos usados con Andalucía, Madrid, Cataluña y Valencia a la cabeza en reducción de gases contaminantes.

La compraventa de artículos de segunda mano que tiene por objeto alargar el ciclo de vida de los productos de forma más eficiente constituye un apoyo para impulsar la economía circular, ya que no solo impacta en las emisiones tóxicas, sino que también mejora la sostenibilidad en el uso de materias primas como el ahorro total en el uso de plástico, acero y aluminio en España que en el pasado año se recuperaron 94.188 toneladas de plástico, 712.040 de acero y 62.455  de aluminio.

El volumen total de ahorro de estos tres materiales registró un aumento respecto a 2020 del 18,27% en plástico, un 20,41% en acero y un 17,7% en aluminio.

En los últimos años, los nuevos hábitos de consumo han potenciado la segunda mano como alternativa sostenible, especialmente en el ámbito del motor, que ha supuesto un ahorro notable al darle una segunda vida a los vehículos usados.

El sector del automóvil implicó un ahorro de 1.407.391 toneladas de CO2, la categoría que más impacto marcó en el mercado de segunda mano en cuanto al ahorro de emisiones y ahorro de materiales.

Los expertos sostienen que por cada compraventa de un coche de segunda mano se ahorran 2.805 kilogramos de CO2, 193 de plástico, 1.319 de acero y 128 de aluminio, aunque los productos que más CO2 ahorraron por transacción son los camiones y autobuses, con 12.245 kilogramos de CO2 cada uno.

Eficiencia

Por su parte, el sector de hogar y jardín supuso un ahorro total en España de 33.168 toneladas de CO2, 1.606 de plástico, 3.326 de acero y 77 toneladas de aluminio, con sillas, sofás y sillones como los productos que más han contribuido a la eficiencia y sostenibilidad medioambiental.

Durante 2021, los productos de equipos informáticos vendidos de segunda mano en España permitieron ahorrar 15.679 toneladas de CO2, 89 de plástico, 194 de acero y cinco de aluminio.

Entre los residuos que más contribuyeron al ahorro de CO2 destacaron también los teléfonos móviles, cuya compraventa ahorró 4.520 toneladas de CO2.