La mirada de la fotógrafa Mirta Rojo, en la Díaz-Caneja

Rubén Abad
-

Rosy de Palma, Loles León, Eduardo Casanova, Belén Rueda o Pedro Almodóvar protagonizan las imágenes de la muestra '1.821 disparos. Retratando la euforia'

La mirada de la fotógrafa Mirta Rojo, en la Díaz-Caneja

«Tiene una mirada única para captar el detalle y las emociones íntimas del retratado». Con estas palabras han definido el trabajo de la fotógrafa palentina Mirta Rojo (1986), que de la mano de la Muestra de Cine Internacional de Palencia presentó en la Fundación Díaz-Caneja la exposición 1.821 disparos. Retratando la euforia, una selección de las fotografías que realizó para el Instagram de la Academia de Cine en la entrega de los Premios Goya del pasado año. 
La muestra, que reúne un total de 43 instantáneas, es su primera exposición en Palencia, circunstancia que le hace especial ilusión. «Me ha emocionado que la Muestra de Cine haya contado conmigo. Es una oportunidad para dar a conocer mi trabajo por primera vez en mi tierra y no encuentro mejor manera para hacerlo que aunando cine y fotografía», resaltó la joven.
Rosy de Palma, Loles León, Eduardo Casanova, Belén Rueda, Pedro Almodóvar y un largo etcétera aparecen retratados en esta serie de fotografías que podrá visitarse hasta el próximo 1 de marzo, de martes a viernes, de 9,30 a 14 y de 18 a 21,30 horas; los sábados, de 12 a 14 y de 19 a 21,30 horas; y domingos y festivos, de 12 a 14 horas. Los lunes permanecerá cerrada.
«Fue una locura, pero también ha sido una de las veces en las que más he disfrutado de mi trabajo. Fue emocionante», reiteró la fotógrafa al tiempo que recordó que fue un proyecto que le llevó «muchas horas previas». 
Recordó, además, algunas anécdotas de aquella jornada de intenso trabajo como, por ejemplo, «el desparpajo con el que se movieron por el pequeño set León y De Palma, la reacción de Casanova cuando vio el montaje o cuando le pedí a Pedro Almodóvar que se quitara las gafas de sol sin saber que es fotosensible», aunque también reconoció que le dio mucha rabia no poder captar a Rosalía o Penélope Cruz. 
Y es que, quienes conocen su trabajo dicen que tiene «una gran capacidad para fotografiar la elegancia atemporal y el glamour»,  rasgos que componen sus imágenes, ahora a la vista de todos los palentinos.