scorecardresearch

Biden cierra la crisis con Arabia y le coloca entres sus aliados

Agencias
-

El líder de la Casa Blanca culmina una visita marcada por intereses energéticos, donde promete resolver los conflictos diplomáticos y advierte que no dejará que Irán desarrolle un arma nuclear

El mandatario estadounidense camina junto al príncipe heredero de Arabia Saudí, Salmán. - Foto: Mandel Ngan (Reuters)

El presidente de EEEUU, Joe Biden, se despidió ayer de Oriente Próximo con promesas de volver. El mandatario reiteró el compromiso de su país con uno de sus aliados durante muchos años, Arabia Saudí, pero con el que se había distanciado últimamente, y delineó una visión para la región basada en la diplomacia en un mensaje que busca apartar a China y Rusia de una zona donde Washington quiere mantener su influencia. «No nos vamos a ningún lado y no dejaremos un vacío que pueda llenar China, Rusia o Irán. Vamos a construir un activo liderazgo estadounidense», manifestó el demócrata desde la ciudad de Yeda, en el mar Rojo, en un discurso al inicio de la Cumbre del CCG+3.

El demócrata abogó por la diplomacia para resolver los conflictos, pero avisó que «en cualquier caso» Estados Unidos no dejará que Irán desarrolle un arma nuclear.

En la cumbre, se habló sobre la posibilidad de que países de la región coordinen sus sistemas de defensa aérea para hacer frente a los cohetes, drones y misiles de Irán y los grupos a los que apoya, incluidos los rebeldes hutíes del Yemen.

También hubo tiempo para cerra heridas y hablar sobre el asesinato del periodista saudí Jamal Jashogi. Bin Salmán lo tildó de «lamentable error» que «no se volverá a repetir», pero puso el foco en la muerte de la corresponsal de Al Jazeera Shirin Abu Aqleh, asesinada en mayo según conclusiones del Gobierno palestino refrendadas por la ONU a consecuencia de un disparo israelí, y sobre el que la Casa Blanca se ha ceñido a la versión hebrea, y le dijo que EEUU«no imponga valores».

Biden culminó una visita marcada por los intereses energéticos y la amenaza iraní con promesas de compromiso en la región. «Buscaremos aprovechar este momento con un liderazgo estadounidense activo y de principios», afirmó. 

Salmán, que ejercía de anfitrión, aprovechó para dejar claro a Biden que no podrá aumentar su producción más allá de los 13 millones de barriles diarios que aspira a conseguir para el año 2027 porque el reino no tiene «capacidad adicional» para extraer más petróleo. Avisó, además, que las políticas «no realistas» para reducir las emisiones de carbono podrían acabar generando un aumento «sin precedentes» de la inflación.