scorecardresearch

Los vehículos híbridos tendrán un Perte exclusivo de 1.000M€

SPC
-

Pedro Sánchez anuncia en Valladolid el nuevo programa después de que muchas empresas se hayan quedado fuera del Perte eléctrico, pese a realizar una fuerte apuesta por los modelos híbridos

Pedro Sánchez y José Vicente de los Mozos (i), entre otros, durante la visita al Centro de I+D+i de Renault en Valladolid. - Foto: Ical

El Gobierno de España atiende a las reclamaciones del sector de la automoción y prepara un Perte exclusivo para los vehículos electrificados, que se tramitará separado del ya existente para los eléctricos y conectados (Perte_Vec), para lo que contará con un presupuesto cercano a los 1.000 millones de euros. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aprovechó ayer su visita al Centro I+D+i del Grupo Renault, en Valladolid, para anunciar esta medida, así como para avanzar que el Ejecutivo nacional aprobará «en breve» otros instrumentos que, junto a las comunidades autónomas, permitan «apoyar la cadena de valor del sector de la automoción». Y es que, precisamente, firmas como Renault se habían quedado fuera de buena parte de las ayudas del Perte del Vehículo Eléctrico al haber centrado buena parte de los esfuerzos en los modelos híbridos, que hasta la fecha no encajaban dentro de los requisitos.

Un anuncio que viene a completar al realizado el pasado viernes la ministra de Industria, Reyes Maroto, que ya deslizó que estaban estudiando una segunda edición del Perte de la automoción con el sobrante del documento inicial, cuya inversión pública es de 877,2 millones de euros, lo que movilizará inversiones por valor de 2.250 millones de euros en el sector. El propio presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, demandó ayer a Pedro Sánchez durante el acto que, desde el punto de vista de la «transición ordenada», que el siguiente Perte del sector «tome como ejemplo el modelo de Renault y la electrificación (modelos híbridos) pueda entrar para que España mantenga su posición». 

Guante que recogió Sánchez, que puso como ejemplo el trabajo desarrollado por Renault en este sentido en la planta vallisoletana, pieza clave para el polo de hibridación del grupo. «Es garantía de éxito que Renault nos acompañe en esta apuesta», sentenció el presidente del Gobierno, quien consideró que su política en este sector coincide con la del Grupo, cuyo futuro pasa, añadió, «por innovación y desarrollo tecnológico en áreas claves como robótica, analítica, internet de las cosas y metaverso». «Son ejemplos de lo que queremos hacer de forma compartida».

Durante su tercera visita a la factoría de Valladolid, Sánchez destacó el «compromiso con el empleo y el territorio» de la firma del rombo, así como su «contribución a la vertebración territorial de la industria», con más de 1.600 proveedores en toda España, que «ejercen un efecto tractor del corazón productivo, formado por las pymes».

Un paso más

En este punto detalló como la movilidad sostenible es uno de los ejes sobre los que pivota el Plan de Recuperación, con 12.000 millones de euros «para impulsar los cambios productivos y la consolidación de la descarbonización de la economía, que permita crecer de forma robusta y crear empleo». «Pero queremos ir más allá», prosiguió el presidente del Gobierno, para atender a empresas «importantes que no han participado en el Perte», como es el caso de Renault. 

«Haremos todo lo que esté en nuestra mano para encontrar el respaldo necesario para que los proyectos sean exitosos». Por ello, alabó el IV Plan Industrial de Renault, con una «estrategia acertada» que en España se encuentra «en el camino de la electrificación», así como de la descarbonización, ya que desde junio de 2021 el cien por cien de la energía eléctrica es de origen renovable gracias a un acuerdo con Iberdrola. 

Por su parte, De los Mozos presumió de la integración del polo industrial de la marca en España y sostuvo que, gracias a ese trabajo, el grupo «está preparado» para el vehículo cien por cien eléctrico. 

Mal diseñado

El anuncio de Sánchez de un nuevo Perte exclusivo para los vehículos híbridos fue recibido por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, como un reconocimiento de que el Perte inicial estaba «mal diseñado y no cubría las necesidades del sector», como «ahora reconoce» el presidente del Gobierno. Desde su cuenta de Twitter –no pudo acceder al acto al encontrarse con el Rey en Ávila– señaló que la Junta ya había alertado en varias ocasiones que el plan del vehículo eléctrico «no cubría las necesidades del sector».