scorecardresearch

La capital y Río de Janeiro, listos para colaborar

Carlos H. Sanz
-

Firmado el memorando que permitirá a ambas ciudades trabajar en «cooperar, reconocer, difundir, planificar y gestionar» su patrimonio cultural y su paisaje

La capital y Río de Janeiro, listos para colaborar - Foto: Óscar Navarro

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, firmó el pasado 13 de abril el Memorando de Entendimiento con Palencia, por lo que tras su reciente publicación en el Diário Oficial do Município do Rio de Janeiro, ambas localidades están ya en disposición de comenzar a «cooperar, reconocer, difundir, planificar y gestionar el patrimonio cultural y el paisaje de sus respectivos territorios» a través de un elemento en «cooperar, reconocer, difundir, planificar y gestionar el patrimonio cultural y el paisaje de sus respectivos territorios sobre los ejes del Cristo Redentor y el del Otero.

Este acuerdo, impulsado desde la Concejalía de Cultura y Turismo que dirige Laura Lombraña, es el paso previo al hermanamiento entre los dos municipios, un trámite que solo está pendiente de que la Câmara de Vereadores de Río de Janeiro lo apruebe, un proceso que es cuestión de tiempo y que cuenta con el respaldo del primer edil brasileño.

Paralelamente, el Ayuntamiento de la capital -que ha contado con la ayuda en todo este proceso del consulado español- se ha puesto también en contacto con la Archidiócesis de Río de Janeiro, con el fin de establecer vínculos entre los dos Cristos, ya que que la competencia sobre el Redentor pertenece a la Iglesia. El rector del santuario ya ha valorado positivamente este nuevo cauce de colaboración y es probable que se concrete próximamente.

Mientras el hermanamiento de las ciudades y las relaciones con la Archidiócesis culminan, el Ayuntamiento de la capita ya puede trabajar en alguna de las 26 iniciativas  que constan en el Memorando de Entendimiento recién aprobado. 

Actividades conjuntas, por ejemplo, en materia de empleo y desarrollo turístico asociado al patrimonio cultural, para el que se proponen acciones vinculadas al inventario y a la identificación de los bienes, el diagnóstico del patrimonio y su planificación y monitorización.    

Otro bloque tiene que ver con el crecimiento económico y las oportunidades tecnológicas y metodológicas, donde se aboga por promover intervenciones en espacios del patrimonio común, facilitar inversiones en materia de turismo y desarrollo económico o la puesta en marcha de escuelas taller en materia de patrimonio histórico.

La educación, difusión y promoción del patrimonio común, tanto en Primaria y Secundaria como en el fomento de la educación y de la investigación universitaria a través de exposiciones, foros y congresos; el fortalecimiento de la innovación, del diálogo científico y del desarrollo tecnológico; y la cooperación para el desarrollo a través de la creación de dos centros de referencia y el apoyo a la restauración de patrimonio de herencia común son otros tres líneas de trabajo que ya pueden afrontar Palencia y Río.