scorecardresearch

El Cristo se prepara para la pedrea con la vista en el cielo

Jesús Hoyos
-

Las dos rutas teatralizadas previstas para la jornada de ayer tuvieron que ser canceladas debido a la lluvia y se han reprogramado para el próximo sábado

El Cristo se prepara para la pedrea con la vista en el cielo - Foto: Sara Muniosguren

Si el tiempo lo permite, el barrio del Cristo recuperará hoy la popular pedrea del pan y el quesillo en la romería de Santo Toribio, una fiesta de Interés Turístico Regional que no se celebra desde 2019. Y si no, también lo hará, porque la organización maneja un escenario alternativo, el edificio del Efides, que acogería la cita en caso de lluvia.

En la jornada de ayer ya tuvieron que suspenderse las dos rutas teatralizadas itinerantes por el cerro del Otero que la concejalía de  Cultura, Turismo y Fiestas había previsto. La causa, una lluvia que amenaza también el regreso de la pedrea tres años después, en la que se lanzarán 4.000 bolsas desde el balcón de la ermita dedicada al santo. Una de las celebraciones más singulares y queridas de la ciudad a la que se unirán otras 2.500 bolsas que se venderán en la caseta que los vecinos del barrio habilitan junto al cerro el día de la romería. Costarán un euro y la recaudación se destinará a una entidad benéfica aún por decidir.

Previamente, a las 11 horas está prevista la recepción de autoridades junto a la iglesia de San Ignacio y Santa Inés, donde comenzará la procesión hasta la ermita donde tendrá lugar la misa. Ya desde el balcón de la ermita de Santo Toribio tendrá lugar el lanzamiento de las bolsas por parte de las autoridades, representantes vecinales y la peña Santo Toribio a todos los asistentes que se coloquen en la ladera para hacerse con el mayor número posible de ellas.

La pedrea recrea un hecho que se remonta al año 447, cuando Santo Toribio sufrió un apedreamiento por predicar contra la doctrina de Prisciliano. Se vio obligado entonces a refugiarse en una cueva ubicada donde hoy se erige la ermita. Cuenta la leyenda que Palencia sufrió el desbordamiento del río Carrión, acontecimiento que provocó importantes daños en la ciudad. Esto fue considerado como castigo por apedrear al santo y, a modo de voto de villa, la ciudad celebra la romería. 

 

Impacto. Al objeto de lograr la mayor difusión del Cristo del Otero y apoyar que la romería logre la declaración de Interés Turístico Nacional, la concejalía encabezada por Laura Lombraña ha puesto en marcha la campaña de promoción ¡Déjate impresionar, ven a Palencia!, que llegará a todos los hogares de Castilla y León a través de CyLTV.