La Favpa se siente engañada por el Ayuntamiento

E.M.
-

La Federación de Vecinos critica que las asociaciones tengan que adelantar dinero para desarrollar sus iniciativas por culpa de la burocracia

La Favpa se siente engañada por el Ayuntamiento - Foto: Nuria Sastre

«Llevamos unos cuantos años con diferentes grupos de Gobierno en la ciudad y con una línea de trabajo que, por nuestra parte, queremos potenciar y mantener, pero que tristemente estamos comprobando que se está deteriorando». Así lo expuso ayer la responsable de la Federación provincial de asociaciones de vecinos (Favpa), Mayte Rodríguez, quien hizo alusión de forma especial al convenio de colaboración entre los colectivos y el Ayuntamiento, cuyo montante económico no ha sido recibido por sus destinatarios. 
«Se han presentado en tiempo y plazo las correspondientes solicitudes y proyectos para este año y, hasta el momento, no se ha recibido dinero alguno, lo que implica que haya que organizar eventos y actividades a base de préstamos y ayudas», añadió.
El montante global, según los datos facilitados por la Favpa, asciende a 85.000 euros, que se reparte entre las distintas asociaciones de vecinos y la propia federación. «Una parte importante de esa ayuda se destina al desarrollo de las fiestas de los barrios y la mayoría ya las han celebrado, por lo que se debe dinero a los pequeños comercios y a la gente que ha ayudado a que pudieran salir adelante», insistió Rodríguez.
Por su parte, el secretario de la Favpa, Luis Rebollar, aseguró sentirse «engañados» y recordó que el colectivo ha mantenido un encuentro con el nuevo equipo de Gobierno, «que ha asegurado el abono de este convenio, pero no sabemos cuándo será».
Además, en la reunión hubo un firme compromiso de «presentar en breve los proyectos y actividades para 2020 para que en enero esté todo solucionado de cara al próximo año».
La Favpa recuerda que está «al margen de luchas internas, partidistas e interesadas dentro de la política» y que la única intención del colectivo es «mejorar la ciudad y la calidad de vida de sus vecinos, de los que somos voz a la hora de trasladar reivindicaciones».