Escasez de agua en 2050

Laura Illana
-

El Observatorio de Sostenibilidad prevé que el ligero aumento de las precipitaciones junto con la subida de temperaturas provocará un mayor calentamiento global y una menor disponibilidad de este fluido

Escasez de agua en 2050 - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La tendencia lluviosa sufrirá un ligero aumento en la provincia durante el año 2050, mientras que las temperaturas, debido a las consecuencias producidas por el calentamiento global, se intensificarán provocando una menor disponibilidad de agua a causa de las insuficientes precipitaciones a nivel provincial y nacional. 
Estos datos los reflejó el informe sobre la  Evolución de las precipitaciones en España, que se presentó recientemente y fue elaborado por el Observatorio de la Sostenibilidad. 
Durante el periodo 1990-2016, las lluvias han provocado una subida en todas las cuencas, sobre todo en la del Guadalquivir, la del Norte y Sur, la de Guadiana, Ebro y la del Duero, lo que provocó un importante impacto en las funciones que desempeñan las confederaciones hidrográficas en cuanto a la gestión de recursos, protección del dominio público, control de la calidad del agua, programas de seguridad de presas, etc.  
Ante esta subida de temperaturas y ligero aumento de las precipitaciones, desde el observatorio recomiendan incrementar los esfuerzos de concienciación de que el agua es un recurso limitado y proponen gestionar de manera responsable e inteligente este bien necesario. 
Tratan de que cada localidad busque alternativas de abastecimiento, así como un plan de disminución de zonas de regadío, aumentar la cantidad de agua destinada a la depuración,  iniciar una campaña masiva de ahorro en todas las administraciones publicas como aseos o incluso, instalando sistemas de control en las fuentes ubicadas en los parques.  
Además, respecto al sector empresarial quieren que se produzcan cambios en los procesos industriales para ahorrar agua, depurar los vertidos e incrementar el reciclaje del agua. 
Estos datos para el observatorio son preliminares pero, la falta de precipitaciones en el futuro, junto con los episodios de calor como los que se han vivido recientemente, las inundaciones que provocan las tormentas en las que se precipita una gran cantidad de agua en poco tiempo y las evidencias de crisis climática, justifican la elaboración de este análisis desde que hay datos cuantitativos que se puedan contrastar. 
Por último cabe destacar, que la metodología que se ha empleado para la realización de este informe se basa en el análisis de diversos estudios estadísticos, que reflejan las previsiones, que sucederían durante el año 2050 si no se tomasen medidas para mitigar las emisiones actuales. 

 

Evolución. Además según el Observatorio de la Sostenibilidad, la evolución tanto de las series de temperatura media como de la precipitación media en España indican que la primera ha aumentado 0,036 grados centígrados por año y 0,36 grados por década, mientras la segunda ha disminuido 0,39 mm por año y 3,9 mm por década.
Mientras el aumento de la temperatura media a nivel nacional es significativo, la media de la precipitación no lo es debido a las importantes fluctuaciones que presenta durante todos los años. 
Estos hechos muestran el importante papel del agua como recurso crucial para la sostenibilidad del país, así como para mantener el crecimiento económico para la realización de actividades como pesca y agricultura.