Tardes de aprendizaje

Laura Illana
-

Los más pequeños de la casa podrán disfrutar de los talleres organizados por Parquecuentos hasta el 14 de agosto en La Carcavilla, Huerta Guadián, paseo de Otero y avenida de los Vacceos

Tardes de aprendizaje - Foto: Sara Muniosguren

El área de cultura del Ayuntamiento, junto con las bibliotecas de la capital, proponen un año más actividades y talleres relacionados con la lectura para fomentar el ocio, la diversión y el entretenimiento.
El denominado Parquecuentos se ofrece de lunes a viernes en horario de tarde de 18 a 21 horas hasta el próximo 14 de agosto. Cuatro de los diferentes parques de la ciudad son los encargados de acoger estas actividades: La Carcavilla, Huerta Guadián,  paseo de Otero y  la avenida de los Vacceos. Se trata de una actividad lúdica y de aprendizaje a la que los niños de entre 4 y 8 años pueden asistir, de manera totalmente gratuita, con el objetivo de animarse a la lectura.
Se trata de una iniciativa que hace especial hincapié en los hábitos de lectura, gracias a los libros de literatura infantil y juvenil. Además, en los parques citados,  se encuentran diferentes casetas decoradas y animadas con ambiente infantil. 
Cabe recordar que, para poder acudir a estas actividades organizadas, es necesario que todos aquellos padres que quieran que sus hijos asistan a las actividades, saquen el carnet de socio en la Biblioteca Miguel de Unamuno. Con él podrán tomar prestados hasta dos libros de la biblioteca y además, bajo previa inscripción, les permite acudir a los actos culturales que se llevan organizando desde hace 30 años, gracias a las antiguas bibliotecas de verano. 
Estas jornadas están pensadas para un máximo de 15 niños ya que, a pesar de que en algunos talleres concretos pueden acudir hasta 35,  se trata de que todos participen y aprendan y un mayor número podría provocar distracciones. 
Los monitores y padres de los niños aseguran que, por la expresión que se puede ver en cada una de las caras de sus hijos, no cabe duda, que disfrutan y se divierten con las tres horas llenas de magia y diversión.  
A pesar de que hay días mas tranquilos donde el número de niños es un poco más reducido, sobre todo a consecuencia de la lluvia, las actividades no cambian. Todas las semanas hay la misma programación, en ella se incluyen diferentes actividades de animación a la lectura dependiendo del día. Los lunes, por ejemplo, el monitor elige un cuento y realiza una primera lectura adaptada a los participantes. Los martes, sin embargo, hay un taller de ilustración en el que se escoge a un personaje del cuento que se ha leído el día anterior y los niños tienen que tratar de dibujarlo. 
Por otra parte, los miércoles día denominado, ¿quién viene hoy?, el niño trata de escenificar una escena del cuento del día anterior, para ello seleccionan un personaje y el niño se convierte en actor utilizando algún recurso con el fin de parecerse a él. Se le caracteriza con pintura de maquillaje y realizan algún objeto que salga en el libro y que sea de fácil construcción. Los jueves, sin embargo, no hay taller pero se realizan juegos visuales con papel. Se trata de hacer objetos sencillos como marcapáginas, abanicos, portafotos, aviones, etc. Además, utilizan otros a modo de juego como sopas de letras, puzzles, crucigramas y búsqueda de personajes que se puedan vincular al cuento de la semana. 
Por su parte, los viernes se realizan manualidades en el parque. Gracias a la diversidad de materiales que hay alrededor de ellos se crean objetos como portalápices, flores con limpia pipas e incluso marcapáginas con hojas. 


Las más vistas