scorecardresearch

El invicto Avilés, nueva prueba en La Balastera

David del Olmo
-

El equipo asturiano, al que los morados se midieron en su primer play-off de la 2016-17, suma también 10 puntos después de seis jornadas donde no ha perdido. Sin bajas locales

El invicto Avilés, nueva prueba en La Balastera - Foto: EVA GARRIDO

La séptima jornada de la temporada en el grupo 1 de la Segunda RFEF devuelve esta tarde (17 horas) al Palencia Cristo Atlético a La Balastera, su inexpugnable feudo hasta el momento, para enfrentarse al rival que le precede en la tabla, que no conoce la derrota.

No ha perdido el Real Avilés, el cuarto conjunto que visita el estadio municipal, aunque acumula una victoria menos que el equipo de Rubén Gala. Para alcanzar los mismos 10 puntos que los morados, el plantel que entrena este curso Chiqui de Paz ha ganado dos partidos y empatado sus otros cuatro compromisos. Las victorias las cosechaba frente al Unión Adarve y el Marino de Luanco, las dos veces por 2-1.

Y los empates, 0-0 ante Navalcarnero y Coruxo (ambos lejos de casa) y 1-1 como visitante ante el Llanera y como local ante la Segoviana.

PLAY-OFF 2017. Ya se han visto las caras ambos clubes, pues el sorteo del play-off que decidía los ascensos en la 2016-17 emparejó a palentinos y avilesinos en una eliminatoria a doble encuentro.

Entonces, aprovechando el ventajoso 2-1 del choque de ida en La Balastera (1-1 en el encuentro de vuelta), los morados se llevaron el billete para la siguiente ronda.

EXIGENTE RIVAL. Rubén Gala considera que se medirán a un «rival muy exigente Viene sin ninguna derrota, con dos empates y una victoria fuera de casa. Tiene jugadores de mucha calidad. Alterna dos modelos de juego distinto, sabe combinar juego combinativo y directo. Cuando tiene el balón sabe lo que hace, es muy peligroso de medio campo hacia adelante, sobre todo por las bandas, con jugadores como Kilian o Cedric o Natalio en la parte de arriba, lo que le hace ser contundente. Aunque también es verdad que todos sus resultados han sido ajustados»

Su equipo llega «con la moral alta, con los pies en el suelo, pero vamos a competir. Veo a los jugadores muy comprometidos. Ojalá se sume la victoria y la afición se convierta en el jugador número 12», deseaba el entrenador de cara al séptimo choque de los suyos.