Blanco recuperará el bastón de mando en Guardo el día 15

Rubén Abad
-

El Partido Popular y Ciudadanos, que registraron la propuesta conjunta, prometen un mandato «estable y unido». Acusan a Sanfélix de «falta de liderazgo e iniciativas serias» para la localidad

Blanco recuperará el bastón de mando en guardo el día 15

El 15 de junio, a las 12 horas. Ese es el día y la hora elegidos para la celebración del pleno que devolverá al popular Juan Jesús Blanco la Alcaldía en el Ayuntamiento de Guardo tras la moción de censura que el Partido Popular y Ciudadanos registraron ayer de forma conjunta en el Consistorio norteño, una propuesta en la que ambos grupos venían ya varias semanas trabajando, tal y como informó en primicia Diario Palentino el pasado 29 de abril. El pleno se celebrará justo un año después de que la socialista Gemma Sanfélix fuera nombrada alcaldesa -es la primera mujer en la historia en asumir ese cargo en el municipio- gracias al apoyo de Podemos y Ciudadanos, que ahora se lo retira por las continuas desavenencias entre la formación liberal y la regidora.
La propuesta nace con el compromiso de establecer «un gobierno estable y unido» y con el objetivo de «trabajar los intereses de Guardo». El texto de la moción, a la que ha tenido acceso este periódico, resalta la «falta de iniciativas serias y de liderazgo» de Sanfélix, a la que acusan también de carecer de un «proyecto de futuro» para el municipio y su comarca.
El «desinterés» por cualquier proyecto industrial y la «carencia de empatía» hacia el tejido empresarial y generador de empleo o el «desconocimiento total» del funcionamiento de la administración son algunos motivos que esgrimen para presentar la moción sus ocho firmantes: Juan Jesús Blanco, Luis Cantero, Yolanda Miguel, Javier Liébana, María José García y Raúl Vallejo, por parte del PP, y Carlos Narganes y María Llorente, desde las filas de Cs.
En materia económica, populares y naranjas acusan a la socialista de haberse dado cuenta de un déficit  presupuestario tres meses después de terminar el ejercicio, no haber elaborado los presupuestos de 2019 y 2020, no sacar las plazas de la Policía Local y de no pagar facturas a entidades como Adecas-Fundación Personas o la Asociación Protectora Amigos de los Animales. 
De igual manera, reprochan a la regidora que no ha sido capaz de poner en servicio el matadero ni el parking subterráneo de la plaza del Ayuntamiento, amén de que, aseguran, «durante todo el año solo se han realizado las obras contratadas o adjudicadas en el mandato anterior».
Los protagonistas

Tanto populares como liberales aprovecharon la coyuntura para sacar pecho de sus resultos en las elecciones municipales de 2019. Comicios en los que la lista del Partido Popular, con Blanco a la cabeza, obtuvo 1.506 votos (41,58 por ciento) y la de Ciudadanos, liderada por Narganes, reunió 594 (16,40 por ciento). Es decir, 2.100 votos que representan el 57,98 por ciento de los escrutinios de las locales.
Blanco volverá ha asumir una responsabilidad que no le es nueva, pues ya ejerció este cargo durante tres legislaturas consecutivas, entre 2007 y 2019. Más allá de las cifras, el actual portavoz del PP anunció que «ya estamos listos y tenemos todo preparado para comenzar a trabajar por nuestro municipio desde el minuto uno», aunque evitó pronuciarse sobre el planteamiento del nuevo gobierno municipal y el resparto de responsabilidades entre los ocho concejales que formarán parte del equipo de Gobierno. «No vamos a vender la piel del oso hasta cazarlo», afirmó al respecto, para subrayar que «el mismo 15 o a más tardar el día siguiente, se harán los decretos de nombramientos de los tenientes de alcalde, portavoces, miembros de la Junta de Gobierno y reparto de las áreas.
«Las últimas semanas han sido de confirmación y de convencimiento de las dos partes, PP y Cs», clarificó  el dirigente popular. Además, los aparatos de ambos partidos «han pensado que la moción de censura era conveniente», finalizó el próximo alcalde de Guardo, que se ha marcado como uno de los grandes objetivos la reactivación económica de la comarca y el asentamiento de nuevos proyectos.
Su ahora socio, José Carlos Narganes, aseguró que la situación por la que atraviesa el Consistorio montañés «no puede seguir así por más tiempo». Al respecto, el edil naranja afirmó que el grupo municipal de Cs «no quiere ni puede seguir amparando durante más tiempo» esta situación y justivió su decisión alegando al «desconocimiento total de la Alcaldía del funcionamiento de la administración, actuando a destiempo y sin continuidad en los expedientes, lo que ha derivado en una gestión municipal nefasta».
En paralelo, Narganes denunicó falta de transparencia de la alcaldesa socialista, al no proporcionar al resto de concejales de la corporación, ni tan siquiera a los del equipo de Gobierno, el acceso a la plataforma Gestiona para poder visualizar las entradas y salidas de registro o conocer el estado de los diferentes expedientes.
El portavoz liberal, además,  apuntó que Sanfélix «nos ha hecho sentir como que no formásemos parte del equipo de Gobierno, lo que ha desembocado en la pérdida de confianza en el grupo socialista». Finalmente, en cuanto a las razones que le llevaron en su día a apoyar al PSOE y no al PP, explicó que «este acuerdo no se alcanzó por conceder un voto de confianza al grupo socialista, pero ha quedado manifiestamente claro que no han sabido aprovechar la oportunidad brindada». «Desde Ciudadanos siempre buscaremos lo mejor para los guardenses y, en estos momentos, el cambio en la gestión municipal es la decisión más acertada», concluyó.

 

Ana Sánchez: «El Partido Popular está a lo de siempre: a las luchas de poder y el reparto de sillones»

La secretaria de Organización del Partido Socialista de Castilla y León, Ana Sánchez, lamentó ayer la situación generada en Guardo. En concreto, mostró su indignación por el hecho de que, mientras todos esperaban que el PP se pusiera a trabajar en el Pacto para la Reconstrucción, sus dirigentes estaban «a lo de siempre, a las luchas de poder y al reparto de sillones».
Recordó a los populares que jamás han defendido los problemas existentes en la villa como la falta de pediatra o la UVImóivl. «Sin embargo, en mitad de la mayor crisis sanitaria de la historia se dedican a presentar mociones de censura para conseguir el poder a cualquier precio», citicó. «Respetamos las reglas del juego democrático, las entendemos y las compartimos, pero estos hechos se producen en mitad de un estado de alarma y en período de luto oficial», finalizó.
Por su parte, la secretaria provincial del PSOE, Miriam Andrés, aseguró que «PP y Cs podrían haber puesto el mismo interés en devolver pediatría que en recuperar los sillones» y recordó que Blanco votaba en contra de la UVImóvil en las Cortes cuando era procurador.