scorecardresearch

Amistades y medio rural

Jesús Hoyos
-

Amante de la gastronomía y de las tradiciones que rodean a los pueblos, el asesor financiero Javier Sobrino comparte con 'DP' sus diez lugares favoritos de la provincia

Javier Sobrino con su hijo en el asador La Vasca de Quintana del Puente. - Foto: DP

PASIONES Lleno de ellas, le encanta el deporte, tanto practicarlo como verlo. También «la buena comida y el buen vino», los amigos y miles de planes, la familia, conocer lugares y personas. Una buena serie y un libro «también están siempre  por ahí». Le apasionan «las locuras, lo improvisado y los y si este finde vamos a…». Los animales, pasar tiempo con su mujer y sus «peques», así como una buena puesta de sol, son otras de sus fascinaciones, como el mar.

TRAYECTORIA Ha trasladado sus pasiones a su actividad profesional en OVB Allfinanz. Disfruta enormemente asesorando a personas. Muchas de ellas se han convertido en amigos. Esta labor de asesoramiento personal, formar a nuevos empleados y dirigir a su equipo de trabajo, «otra familia», le hace muy feliz.

 

1. Banco bellavista del Monte El Viejo. «Un rincón espectacular. Si ese banco hablara… Está escondido y en él pasé ratos solo y también con gente estupenda. Desconocido, pero muy recomendable, con vistas únicas a nuestra querida Palencia. Todo el monte y sus piscinas son, sin duda, para disfrutarlos. Es un sitio donde he pasado muchos buenos momentos con mi padre, que sigue entre nosotros, y el resto de mi familia».


2.Villantodrigo. «Si hablamos de pueblos, no me puede faltar esta pequeña localidad de la zona de Saldaña, en la que pasé muchos veranos de mi infancia y adolescencia, donde tanto aprendí, trabajé y disfruté de todo lo que rodea el mundo rural: animales, agricultura, los primeros pasos conduciendo distintos vehículos… Tener pueblo debería ser algo obligatorio».


3.El 'segundo' de Pablo.  «Un piso en la capital, que fue nuestro local, nuestra sede de amigos en la juventud y también después. Charlas, risas, secretos, torneos de ping-pong, nuestras primeras cervezas…».


4.Las bodegas de Villahán. «Asar y compartir en este rincón del Cerrato no tiene precio. En tiempos de frío y también de calor, es una magia diferente. Alrededor del fuego que calienta en invierno y que cocina en verano, el olor de la bodega reúne a todo tipo de gente. Los que disfrutan todos los días y los que anhelan que lleguen las vacaciones para poner en marcha las brasas entre fiestas y reuniones que permanecen vivas todo el año. Entre niños, mayores y cuadrillas, recomiendo no dejar de llenar una buena parrilla y disfrutar del ambiente de este pequeño pueblo».


5.Quintana del Puente. «Llegué para un verano y hoy es mi hogar, 15 años después. Su panadería Espina, la carnicería de Feli, la pelu de Begoña, sus casas rurales, su puente romano espectacular con su ribera o su bonita y pequeña iglesia son algunos de sus encantos. Por supuesto, el lugar donde más veces he comido y celebrado: el asador La Vasca. ¡Qué lechazo! También el bar del pueblo, El Pico, centro de reunión de todo el mundo; y, sobre todo, el merendero de mis amigos Jorge y David, Los Ratitas».


6.Piscinas de Quintana. «Ocupan un lugar especial. Un lujo sin alardes, que da veranos perfectos. Recuerdo impartir durante muchos años clases de natación a niños, jóvenes y mayores. El agua, los juegos, las paellas, las bromas, los amigos para siempre, la familia, las fiestas nocturnas temáticas, el deporte, las risas, las cervezas. No te las pierdas. Lo que encierran lugares como estos solo lo saben quienes los disfrutan».


7.Oficinas OVB.  «Nuestro rincón profesional y de sueños cumplidos en el centro de Palencia. Amigos hoy que empezaron como compañeros y con los que comparto cada día desde esta estancia tan importante para mí y nuestros clientes. Lo creo 100% recomendable y necesario para las personas. Si no conocéis lo que hacemos, os recomiendo que os pongáis en contacto con alguno de los reconocidos profesionales con los que tengo la suerte de compartir proyecto cada día desde hace mucho tiempo».


8.La posada de Herrera de Valdecañas. «¿No la conoces? Ahí tienes otro gran lugar cerquita de la capital donde comer y en el que disfrutar de lo lindo. Un edificio con solera, lleno de paz y apartado del mundanal ruido. Date un capricho».


9.Canchas de baloncesto del colegio Marista Castilla. «Mi deporte y mis amigos de la infancia. No tengo palabras para definir lo que nació de esas canchas a tantos niveles y que continúa hoy con tanta o más fuerza. Grandes recuerdos como alguna de las victorias con mis amigos de panda a las todopoderosas canteras de la época. Casi nada».


10.Montaña Palentina. «Aunque se vende sola, recomiendo cualquier rincón, pico, pueblo, restaurante o gentes de la Montaña Palentina. Si quieres estar orgulloso de tu tierra y que otros queden alucinados, recomiéndala. Un paseo por el Golobar, una subida al Curavacas, los pueblos de Mave, Salcedillo, Salinas, Cervera de Pisuerga y un largo etcétera. Defender y transmitir lo nuestro, como hizo el bueno de Jesús Calleja con su programa de televisión.