scorecardresearch

La Junta adelanta 4 días el despliegue total contra incendios

SPC
-

Medio Ambiente decretó ayer el inicio de la época de peligro alto, previsto inicialmente para este viernes, que se mantendrá hasta el 30 de septiembre con más de 4.500 profesionales movilizados

Imagen de un contingente de las Brif durante la lucha contra el incendio que arrasó la Sierra de la Culebra (Zamora), la semana pasada. - Foto: Europa Press

El operativo antiincendios de Castilla y León ya está movilizado al completo y los más de 4.500 profesionales que lo componen esta campaña ya han sido activados después de que ayer elGobierno regional decidiera adelantar cuatro días el inicio de la época de peligro alto. Una decisión que llega una semana después de que se diera por estabilizado el fuego en la Sierra de la Culebra (Zamora), que se llevó por delante más de 30.000 hectáreas y arreciaran las críticas contra la Consejería de MedioAmbiente por no tener desplegado a todo el contingente antiincendios de la Comunidad, dadas las circunstancias de altas temperaturas, vientos y sequedad del terreno que alimentaron el fuego de la Sierra de la Culebra, entre otros. En cualquier caso, la activación ayer de la época de riesgo alto, que se mantendrá hasta el 30 de septiembre, supone adelantar en cuatro días la fecha que habitualmente marca el inicio de este periodo –1 de julio–.

La orden publicada ayer en elBocyl detalla que «con carácter general, la época de peligro alto de incendios forestales abarca los meses de julio, agosto y septiembre, donde las circunstancias meteorológicas incrementan notablemente el peligro de incendios». No obstante, añade, «a lo largo del año, pueden producirse circunstancias de prolongada sequía que aconsejen ampliar la época de peligro alto o declarar nuevas épocas de peligro alto».

Tal y como explicó recientemente el consejero del ramo,JuanCarlos Suárez-Quiñones, este año el dispositivo se compone de un total de 4.450 profesionales forestales, lo que supone un incremento de 36 personas respecto al del año pasado. De ellos, 302 son ingenieros, 836 agentes medioambientales, celadores y otros, 1.369 trabajadores fijos discontinuos, 516 trabajadores de cuadrillas helitransportadas, 1.250 trabajadores de cuadrillas de tratamientos silvícolas y 240 profesionales de tripulación de medios aéreos y retenes de maquinaria. 

En cuanto a los medios materiales, destacan 221 puestos y cámaras de vigilancia, tres más que el año pasado; así como con 313 camiones autobombas y vehículos pick-up; 204 cuadrillas –dos nuevas nocturnas en Ávila y Salamanca–, de las que 129 son terrestres y 75 helitransportadas; 33 retenes de maquinaria y bulldozer cortafuegos y 22 helicópteros, a los que se suma uno nuevo en la base de Rosinos (Zamora) y un avión de carga en tierra con capacidad de 3.00 litros en El Maíllo (Salamanca).

Prohibiciones agrícolas

Tal y como aparece reflejado en la orden publicada en el Bocyl, además de las prohibiciones que se extienden a lo largo de todo el año, desde este lunes queda prohibida la quema de vegetación y restos vegetales; la utilización de maquinaria cuyo funcionamiento genere o pueda generar fuego, salvo excepciones y con autorización; el uso de cosechadoras sin matachispas y el uso de cualquier tipo de cosechadoras cuando la temperatura supere los 30 grados centígrados y la velocidad del viento supere los 30 kilómetros por hora; el uso del fuego en la actividad apícola en el monte y la franja de 400 metros que lo rodea; y la quema de restos al aire libre en terrenos urbanos o urbanizables dentro de la franja de los 400 metros alrededor del monte.

Solo barbacoas fijas

Igualmente, la declaración de peligro alto de incendios también solo permite el uso del fuego en las barbacoas fijas instaladas en zonas recreativas habilitadas por las administraciones públicas, así como en aquellas situadas dentro de edificaciones cerradas por los cuatro costados, con techo y chimenea dotada de matachispas.