El Rey convoca en Zarzuela a la Presidenta del Congreso

Agencias
-

Meritxell Batet informará a Felipe VI sobre la situación en la que se encuentra la investidura y si existen posibilidades de salvar la legislatura

El Rey convoca a la Presidenta del Congreso - Foto: Chema Moya

Felipe VI ha recibido hoy a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en el Palacio de la Zarzuela para preparar la ronda de consultas con los partidos políticos con la que saber si hay o no un candidato con apoyos suficientes para la investidura antes del plazo, el próximo día 23.
Don Felipe ha saludado a Batet en el Salón de Audiencias y tras posar ante los medios gráficos, han accedido al despacho del jefe del Estado para mantener el encuentro. Al término de la cita, la Casa del Rey comunicará la fecha de la ronda de consultas, según han informado fuentes de Zarzuela.
Todo hace indicar que las reuniones serán a comienzos de la semana que viene ante lo ajustado del calendario. Antes de que se sepa cuándo tendrá lugar la ronda, la presidenta del Congreso facilitará al monarca la lista de los representantes políticos que participarán en los encuentros para que la Casa del Rey establezca el orden y los horarios.
Felipe VI deberá decidir al término de la ronda si designa o no un candidato que pueda contar con respaldo para superar la investidura. Por el momento, se mantiene el bloqueo en la negociación entre PSOE y Unidas Podemos para que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, sea reelegido.
Si constata que no hay ningún aspirante que pueda contar con apoyos suficientes para superarla, el jefe del Estado no propondría a nadie, como ya ocurrió en abril de 2016, por lo que las Cortes se disolverían y se convocarían nuevas elecciones el próximo 10 de noviembre.
En caso de que sí nombrara un candidato, la segunda votación de investidura tendría lugar como plazo límite el día 23

 

Los partidos, la semana que viene

En el seno del Congreso y del PSOE se prevén como fechas más probables de esa ronda de consultas los días 16 y 17 de septiembre, o bien los días 17 y 18 para que, en caso de un acuerdo que permitiese la investidura de Pedro Sánchez, Batet pudiera convocar el Pleno como muy tarde para el día 20 de septiembre. 
De ese modo, la primera votación --en la que Sánchez necesitaría mayoría absoluta-- sería el sábado 21 y la segunda, para ser investido por mayoría simple de la Cámara, el lunes 23, último día del plazo. 
Conforme a lo anunciado en julio, el Rey ha actuado de la misma forma que tras la investidura fallida de Sánchez en marzo de 2016. Entonces, el Rey dejó tiempo a los partidos y convocó una nueva ronda de consultas a finales de abril, antes de la fecha tope del 2 de mayo. 
En ella constató la falta de consenso para un candidato a la investidura. El 3 de mayo firmaba el decreto de disolución de las Cortes y las elecciones se celebraron el 26 de junio. En esta ocasión, si ningún candidato tiene apoyos para ser investido, las elecciones serán el 10 de noviembre.