Un fallecimiento eleva a 85 las víctimas de Covid

Carlos H. Sanz
-

La UCI del Río Carrión atiende a dos pacientes con coronavirus mientras que en planta hay 7 ingresados

Un fallecimiento eleva a 85 las víctimas de Covid - Foto: Óscar Navarro

Un fallecido elevó ayer a 85 el número de víctimas mortales por Covid-19 en la provincia, rompiendo así una racha de 10 días sin muertes vinculadas a la pandemia. La Consejería de Sanidad informó, además, de que no se registraron nuevos casos en las últimas 24 horas, pero sí actualizó los incluidos bajo el epígrafe de nueva estrategia, es decir, los positivos notificados hasta el día de ayer que se han declarado atendiendo a la nueva definición de caso confirmado de infección por SARS-CoV-2 adoptada por la autoridad sanitaria nacional a partir del pasado 11 de mayo, y que suman 7 más. 
De esta forma, el número de casos totales en la provincia es ya de 1.037 tomando en cuenta solo aquellos pacientes con prueba PCR positiva, y de 1.313 en el de acumulados desde el inicio de la pandemia. 
Una buena noticia que trajo la estadística de ayer es que el hospital dio el alta a dos nuevos pacientes, por lo que ya solo quedan 7 personas ingresadas en el Caupa, que ha cursado un total de 355 altas desde que comenzó la pandemia. La cifra es muy significativa, ya que es la misma que registraba el hospital el 18 de marzo, el primer día del que hay datos tras la declaración del estado de alarma. 
Por otra parte, el número de pacientes con Covid-19 hospitalizados en la UCI sigue siendo de dos, por lo que la cifra de los más graves se mantiene invariable desde el pasado 26 de mayo. 
Conviene recordar que el Río Carrión llegó a tener 129 hospitalizados en planta y 23 pacientes en su unidad de críticos, todos con Covid-19. De hecho, el porcentaje de ocupación de las camas habilitadas en la unidad de cuidados intensivos llegó a ser el más alto de la región, con un 84 por ciento.
Y es que de las 15 camas iniciales en unidades de críticos se llegaron a habilitar 32. Por lo que el porcentaje de ocupación sobre dotación habitual llegó a ser del 180 por ciento, casi el triple de lo normal.  
La situación en planta era similar ya que aunque el Caupa disponía antes de la crisis de 372 camas, la llegada del coronavirus obligó a aumentar la capacidad a 525.Entre enfermos de Covid-19 y de otras patologías, el nivel de ocupación alcanzó el 58 por ciento, aunque si no se hubieran dispuesto camas a mayores hubiese alcanzado el 81%.
Hoy, pasado lo peor de la pandemia, la situación es totalmente distinta. En la Unidad de Cuidados Intensivos ya hay solo 16 camas, una más que antes de la crisis sanitaria, de las que 13 están ocupadas, dos de ellas por pacientes con Covid-19.
En planta, ya solo hay 242 camas ocupadas, por lo que se ha reducido la capacidad a 359, lo que ha permitido ir liberando espacio para enfermos con otras patologías. De esa forma, la ocupación en el Caupa es del 67% sobre las camas ocupadas actuales; aunque la de la UCIestá en el 81%, la más alta de la región. No obstante, el dato más importante es que en la situación actual, el hospital Río Carrión podría manejar la atención a enfermos de coronavirus con los recursos que tenía antes de comenzar la pandemia.
Residencias. La situación en las residencias de mayores y otros centros asistenciales en los que, solo en la provincia, residen 4.112 personas, sigue también estable. En la actualidad solo hay un palentino aislado con síntomas compatibles con la enfermedad, aunque también hay otros 53 que se encuentran en observación pero sin que parezca que hayan contraído la     enfermedad.
Durante la pandemia, han fallecido 246 personas en estos centros de la provincia, de los que 54 lo hicieron por Covid-19 y hay confirmación, y en otros 36 casos se sospecha. Los casos de coronavirus confirmados en residencias de mayores alcanzaron los 322, según la información que ofrece la Consejería de Familia de la Junta de Castilla y León.