El puente de Saldaña se reabrirá al tráfico antes del 15-J

Rubén Abad
-

La firma Trycsa se ha hecho cargo de la intervención, que la Junta resolvió por la vía de urgencia y adjudicó en casi 700.000 euros. Por este punto de la carretera CL-615 (Palencia-Guardo) circulan unos 2.700 vehículos diarios

El puente viejo de Saldaña se reabrirá al tráfico la primera - Foto: Óscar Navarro

Cinco meses después de que su sexto ojo se viniera abajo a consecuencia de la bravura con la que bajaba el río Carrión el pasado mes de enero, el puente viejo de Saldaña recupera poco a poco la normalidad. Tanto es así que ya tiene fecha para su reapertura al tráfico rodado, que se producirá, según las estimaciones del Ayuntamiento, en la primera quincena de junio, sobre el día 10 aproximadamente. Todo un alivio para los miles de conductores, unos 2.700 diarios según la memoria de aforos de las carreteras de la Junta, que transitan por este punto de la carretera autonómica CL-615 (Palencia-Guardo).
Ha sido una intervención compleja y a fondo, pues además del vano deteriorado se actuó en el resto de esta histórica infraestructura de la que se tiene conocimiento desde el siglo XVI y que ya pasó por una situación similar, al menos, en el año 1952. Actuación que la Junta tramitó por la vía de urgencia y adjudicó a Técnicas para la Restauración y Construcciones (Trycsa) por un importe de 688.793 euros.
A las mencionadas intervenciones, se suma la ejecución de una losa así como la impermeabilización de todo el tablero, para lo que se ha llevado a cabo un fresado del firme del puente, la aplicación de un impermeabilizante y posterior extendido de una capa de asfalto.   Además, la administración regional contemplaba en su proyecto la ejecución de una losa de hormigón para un mejor reparto de las cargas del tablero; un nuevo sistema de drenaje en todo el viaducto; y el rejuntado de sillares, incluida la sustitución de aquellos que se encuentran en mal estado.
«La parte que se desprendió el pasado mes de enero está reparada y la calzada ya está lista», subrayó el alcalde de Saldaña, Adolfo Palacios, quien explicó que «se han sustituido también las piedras de sillería deterioradas y se ha sellado, restaurado y limpiado el resto». «El resultado final va a ser muy bonito, a la gente le va a gustar», afirmó el primer edil.
Uno de los últimos trabajos previstos en el puente tendrá como protagonista el ojo principal, intervención que ha retrasado la reapertura al tráfico de la infraestructura un par de semanas según lo previsto inicialmente.
Para estas laboras de reparación no se ha recurrido a un andamio al uso, pues el río viene con agua y eso imposibilitaba la colocación de la estructura en condiciones de seguridad. Por ello, se ha optado por hacer un andamio en altura sobre la estructura del puente, de 3,5 metros de ancho por 4,7 de alto. Unas dimensiones que permitirían el tránsito de vehículos, camiones y autobuses, descartado igualmente por motivos de seguridad.
«No queríamos correr el riesgo y se ha acordado que lo más conveniente era esperar unos días más a que se retire el andamio una vez que hayan acabado en el ojo principal», apuntó Palacios. 
Mientras tanto, continuará el desvío por el interior de la localidad de Saldaña para el tráfico local y los turismos en dirección a Guardo, o bien a través de las carreteras P-241 y P-240 para los desplazamientos de largo recorrido. Asimismo, no se descarta la instalación de semáforos temporales hasta que finalicen por completo los trabajos de mejora, que se prolongarán durante varias semanas más.