scorecardresearch

Condenan a un furtivo a un curso de protección animal

DP
-

Apuñaló hasta la muerte a una jabalina y sus crías en diciembre de 2017 en Casavegas

Condenan a un furtivo a un curso de protección animal

Asistir a un «programa formativo en defensa y protección de los animales» ha sido el castigo que la Audiencia Provincial ha impuesto a un cazador acusado de furtivismo por matar a una madre jabalí y sus pequeñas crías con perros y arma blanca el 6 de diciembre de 2017 en Casavegas, estando la zona nevada. 

Así lo comunicó ayer el Partido Animalista PACMA, que ha actuado en calidad de denunciante de los hechos.

Se trata de una ratificación de las medidas impuestas en primera instancia por el Juzgado de lo Penal, consistentes en la suspensión de la pena de seis meses de privación de libertad, que el penado participe un programa formativo en defensa y protección de los animales.

La sentencia mantiene que se ha condenado los hechos atendiendo a las características propias del delito cometido furtivamente a la ronda; modalidad que consiste en cazar al jabalí, en este caso tres ejemplares (una jabalina de 60 kilos, un jabalí bermejón de 20 kilos y a un tercer jabalí que fue arrastrado y cargado en el vehículo) tras producirse el acorralamiento y agarre del mismo por los perros y el cazador le da muerte con arma blanca.

UN BENEFICIO. PACMA explica que «el condenado ha recibido, por parte del juez, un beneficio al incumplir con la pena principal impuesta de multa, ya que el pago de esta no se puede suspender o evitar». Únicamente se puede convertir en prisión, y la prisión sí se puede suspender de manera que, al incumplir la pena de multa (como ha sido este el caso) esta ha sido sustituida por la pena de seis meses de prisión, y esta otra, a su vez, por otra más beneficiosa al condenado, pudiendo entenderse que se le ha perdonado tanto la multa como la prisión. «Si bien convertir la pena de multa en pena de prisión y esta es a su vez es suspendida, el no cumplir ni una condena ni la otra, supone en cualquier caso que el delito probado sea un delito condenado pero no cumplida la condena».

Desde la formación política animalista aluden a la «exigüidad de la pena impuesta», no obstante apuntan que es «innovador» que obliguen al condenado a pasar un curso de derechos de los animales.