scorecardresearch

Unir San Antonio y el 2º Sotillo exige expropiar 3.000 m2

Carlos H. Sanz
-

La primera fase de Palencia Río afecta a cinco parcelas. El precio fijado asciende a 19.334 euros

Unir San Antonio y el 2º Sotillo exige expropiar 3.000 m2 - Foto: Óscar Navarro

La comisión de Urbanismo del Ayuntamiento dio ayer luz verde a la aprobación inicial del proyecto de expropiación de los terrenos necesario para llevar a cabo la primera fase de Palencia Río, la actuación que permitirá conectar el barrio de San Antonio con el Segundo Sotillo con un parque lineal con sendas para viandantes y ciclistas.

El servicio de Urbanismo calcula que necesita 3.002,28 metros cuadrados para llevar a cabo el proyecto, los cuales pertenecen a cinco parcelas distintas. La expropiación, según los cálculos municipales, tiene un coste de 19.334,27 euros.

El pasado agosto, la comisión de Obras dio ayer luz verde a esta primera fase que, con una inversión máxima de 694.580 euros, la mitad financiados por los fondos europeos de la Edusi, consiste en completar el pasillo verde  existente a lo largo de la ciudad. 

En concreto, se comenzará a trabajar en las inmediaciones de las instalaciones deportivas en el barrio de San Antonio, en la margen izquierda. Cuatro son las actuaciones que el proyecto plantea para alcanzar esa meta. La primera es la construcción de un paseo peatonal y un carril-bici desde las inmediaciones de las instalaciones deportivas de Eras de Santa Marina, frente a la calle Juan Antonio Bardem, hasta el entorno de la antigua Balastera, por el camino de los Hoyos. 

Es en este ámbito en el que surge la necesidad de expropiar esos 3.000 metros cuadrados de terreno. En concreto, están afectadas cinco parcelas de las que se recuperarán para uso ciudadano 265,22, 180,59, 432,81, 874,05 y 1.249,71 metros cuadrados, respectivamente. Los propietarios afectados son cinco en total, aunque cuatro de ellos se reparten cuatro de las parcelas afectadas.

Los terrenos de este proyecto de expropiación, están clasificados como suelo rústico con protección natural, al encontrarse dentro de la zona de servidumbre de riberas, según la ubicación señalada por los técnicos municipales.

La segunda parte del proyecto es la construcción de una pasarela peatonal sobre el río Carrión, aprovechando las pilas y los estribos del antiguo puente del Ferrocarril Secundario de Castilla. Esta estructura cruzará también la carretera provincial PP-9008, el conocido como camino de San Román, consiguiendo un gálibo de 4,42 metros.

En la margen derecha, se llevará a cabo la conexión de la nueva pasarela con el camino de San Román, mediante una rampa de acceso que dará continuidad al paseo peatonal y al carril-bici. Tendrá una longitud de 110,56 m, una anchura libre de 4,20 m y una pendiente máxima del 4%, de forma que entronque también con la actual plataforma del Tren Secundario de Castilla. 

Y, por último, se instalarán barandillas y mobiliario urbano, se  hidrosembrarán los taludes y se procederá a la recuperación paisajística con nuevas especies arbóreas autóctonas. El plazo máximo para ejecutar esta obra es de nueve meses, aunque para que ese tiempo eche a andar antes es necesario tener en cuenta algunas claves propias de este proyecto.