Más de 63 personas mueren en un atentado suicida en Kabul

Europa Press
-

El Estado Islámico reclama la autoría del ataque perpetrado contra un salón de bodas, donde es habitual que se concentren hasta 400 personas

Más de 63 personas mueren en un atentado suicida en Kabul - Foto: HEDAYATULLAH AMID

Un suicida ha perpetrado un atentado con bomba hoy contra el salón de bodas Shahr e Dubai de Kabul, la capital de Afganistán, según han confirmado las autoridades, que han informado de que al menos 63 personas han muerto y otras 182 han resultado heridas por esta explosión. El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó hoy la autoría del ataque, una acción de la que los talibanes ya se han desvinculado.
En un comunicado difundido en la red social Telegram y cuya veracidad no ha podido ser comprobada independientemente, el EI explicó que primero se inmoló un atacante suicida, identificado como Abu Asem al Pakistani, y posteriormente explotó un coche bomba. "Cuando las fuerzas de seguridad llegaron al lugar, los muyahidines hicieron detonar un coche bomba aparcado", afirmó el grupo.
El portavoz del Ministerio de Interior, Nusrat Rahimi, ha lamentado que entre los fallecidos hubiera mujeres y niños.
"Desolado por las noticias de un atentado suicida dentro de un salón de bodas de Kabul. Es un crimen despreciable contra nuestro pueblo. ¿¡Cómo es posible entrenar a un ser humano y pedirle que se inmole dentro de una boda!? ¿¡Por qué esta aversión contra afganos inocentes!?", ha apuntado en Twitter el portavoz de la Presidencia afgana, Sediq Sediqqi. 
El Ministerio del Interior por el momento ha confirmado el atentado contra el salón y ha apuntado que el inmueble estaba abarrotado en el momento del ataque. Un portavoz de Interior, Nusrat Rahimi, ha explicado en declaraciones a la cadena de televisión Tolo News que la explosión ha ocurrido sobre las 22,40 horas. 
Testigos presenciales han confirmado que el salón estaba lleno de invitados y vídeos publicados en redes sociales muestran a mujeres gritando frente al salón y a otras personas conmocionadas tras la explosión. En este tipo de ceremonias es habitual que se concentren hasta 400 personas. 
El atentado no ha sido reivindicado por ningún grupo, pero no son raros en la capital los ataques de grupos insurgentes como los talibán o Estado Islámico.