scorecardresearch

Griezmann, el arte del último pase

Agencias
-

El jugador del Atlético es el que más asistencias ha repartido con Francia, ahora desde una posición más centrada

El atacante persigue a Eriksen. - Foto: CARL RECINE (Reuters)

«Conozco a pocos jugadores más generosos», aseguró el pasado sábado Didier Deschamps, en referencia a Antoine Griezmann, el día en el que el ariete del Atlético de Madrid se convirtió en el jugador que más asistencias ha dado en la selección francesa junto a Zinedine Zidane.

Desde la banda derecha, su pie izquierdo se inventó un pase al corazón del área pequeña que permitió a Kylian Mbappé lograr su segundo gol, el que daba a la vigente campeona la victoria contra Dinamarca y la clasificación para octavos de final.

Esa asistencia, que permitía a Mbappé conseguir su diana número 31 e igualar a 'Zizou' como séptimo goleador histórico de los 'bleus', era la número 26 de Griezmann.

El colchonero igualaba también con Zidane, esta vez como mejor asistente de la historia de la selección gala.

«Estoy orgulloso de ello, pero me quedo con el trabajo del equipo, ofensiva y defensivamente», señaló el futbolista, que hasta en eso prefirió la generosidad al individualismo en el juego.

El atacante es el jugador que encadena la mayor racha de encuentros consecutivos con Francia, 69 duelos que le convierten en el máximo exponente de la táctica de Deschamps, el comodín para el seleccionador que diseña el plan para renovar el título mundial de 2018.

En esta nueva intentona, Griezmann tiene que cumplir un nuevo rol. Su equipo tiene tanta dinamita ofensiva que el técnico le ha buscado acomodo en el centro del campo, un rol de enganche entre la zona de creación y el ataque, donde está bordando el fútbol hasta la fecha.