scorecardresearch

PP y Vox rechazan la creación de un observatorio LGTBI en CyL

SPC
-

Ambas formaciones expresan argumentos diferentes, ya mientras que el PP afirma que no es "el momento oportuno", Vox habla de "un chiringuito imbuido en ideología de género"

Imagen de archivo de una comisión parlamentaria en las Cortes - Foto: Miriam Chacn ICAL

Los grupos de PP y Vox rechazaron hoy la creación de un observatorio LGTBI en Castilla y León que recoja los delitos de odio contra el colectivo, pedido por toda la oposición, aunque expresaron argumentos diferentes, ya que el primero afirmó que no es "el momento oportuno" y el segundo habló de "un chiringuito imbuido en ideología de género". 

Fue la procuradora socialista Nuria Rubio la encargada de presentar la proposición no de ley, desestimada en la Comisión de Familia e Igualdad de Oportunidades, con el argumento de que es "necesario" y de que Castilla y León es la única Comunidad que no cuenta con este órgano.

"Está más que justificada su creación", argumentó, para incidir en que es "muy preocupante" el crecimiento de los delitos de odio y pidió a PP y Vox una reflexión para salir de la Comisión con un acuerdo y "hacer algo" por estas personas.

Sin embargo, María Luisa Calvo (Vox) argumentó que los miembros de su partido sufren acoso y agresiones en mítines y no piden, por ello, la creación de un observatorio, mientras que Ricardo Gavilanes (PP) pidió esperar a la ley nacional para que no haya duplicidades. "No es el momento adecuado", zanjó.

De nuevo, en el mismo día, los socios de PP y Vox discreparon y marcaron distancias, ya que esta mañana los 'populares' se manifestaron a favor de una declaración institucional de condena al asesinato machista de una mujer en Palencia, en un texto que no se leerá en el próximo pleno por la oposición del partido de Juan García-Gallardo, ya que la iniciativa requiere de unanimidad.  

La propuesta recibió el apoyo de Francisco Igea (Cs), quien coincidió en la necesidad de crear el observatorio ante manifestaciones del vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, contra este colectivo, afirmó que no cree que los procuradores de PP y Vox se sientan "discriminados" y recordó que, si son partidarios de la justicia, este tipo de "agresiones son delito y no deben producirse".

"Quieren que se midan los delitos por LGTBI o no, quieren hacer políticas preventivas o no", argumentó Igea, que lamentó que el Partido Popular no rompa la disciplina de voto con Vox.

De coherente y necesario y en la línea de otras comunidades, defendió Alicia Gallego (UPL-Soria Ya) la necesidad de crear un Observatorio que la realidad señala que existen y no son deseables. "Es una herramienta positiva en la que no veo ningún perjuicio de votar a favor", añadió.

En su intervención, María Luisa Calvo comparó las agresiones sufridas en mítines de su partido con las recibidas por ese colectivo y añadió que, por ello, no piden un observatorio, por lo que rechazó que se cree "por innecesario y sectario" ese órgano. "Nos negamos a hacer una política en base a unos colectivos que hay que proteger como víctimas", aseveró.

"Dejen de utilizar a los colectivos, como LGTBI, para fines electorales", siguió Calvo, que acusó a todos los partidos de estar "imbuidos de la ideología de género, excepto Vox". Así, pidió utilizar el dinero público para seguridad ciudadana, también contra delitos de odio.

El popular Ricardo Gavilanes rechazó y condenó cualquier situación en los derechos de todas las personas, y en concreto de este colectivo, y expuso dos motivos para no aprobar la propuesta: esperar a la ley nacional y para no duplicar las áreas de la administración autonómica y estatal. "No es el momento de su creación", apostilló.

Gavilanes manifestó que existe una Observatorio nacional y una oficina de lucha contra estos delitos cuyo objetivo es asesorar a la Secretaría de Estado de Seguridad, aunque afirmó que su no creación no implica que no haya acciones de respeto a la diversidad y concienciación por parte de la Junta.

El 'popular' afirmó que la medida más eficiente es una mayor dotación a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y subrayó que la tasa de criminalidad en Castilla y León, la cuarta comunidad más segura de España, es del 31 por ciento, diez puntos menos de la media nacional.

"Dejen de hablar de ustedes y póngase a trabajar por la ciudadanía", replicó Rubio, que recordó a Vox que "quien siembra odio, recoge tempestades", en referencia a que miembros de este partido sufren agresiones, lo que condenó, pero insistió en declaraciones como las que realiza el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo.

Por último, la procuradora socialista, tras reconocer "el papelón" del PP, pidió a los 'populares' que reflexionen y aclaren su posición y apoyen a este colectivo, ya que estimó que su creación es "necesaria".