scorecardresearch
Jesús Mateo Pinilla

Para bien y para mal

Jesús Mateo Pinilla


Conflicto inexistentente

16/11/2021

El poder de la prensa actual es inmenso. Nos repiten insistentemente conflictos absurdos y llegamos a creer en su existencia.
Yolanda Díaz, ariete de Podemos, agrede y aprieta al PSOE sólo por diferenciarse del Gobierno, por decir que llega donde un PSOE no alcanza. Es un conflicto absurdo. Podemos, para mantenerse en su colina, es capaz de arruinar a España sin que le tiemblen las canillas, aplicando en nuestra democracia planes desarrollados en las dictaduras chavistas, castristas, rusa o la reciente de Ortega en Nicaragua. Podemos puede apretar 'la tuerca' de nuestra existencia.  El PSOE del radical Sánchez dice querer ir por el camino de la socialdemocracia, pero los de Díaz actúan como izquierda extrema, no moderados.
Así las cosas, el enfrentamiento está tan servido que Bolaños, el tapado de Sánchez, posible futuro patrón, dice que «Sánchez puede vivir en enfrentamientos hasta 2023». Y tiene razón, Pedro Sánchez no se apea del Falcon, ni del sillón de la Moncloa y los seguidores de Díaz, que nunca han vivido como ahora, lucharán sin que la sangre llegue al río.  
Comisiones Obreras, de la que fue dirigente el padre de Yolanda Díaz en Galicia, desde el principio de los 90 ha estado constantemente a bofetadas, sabe que es una forma de vivir. Con esta guerra de fondo solo queda al periodismo intérprete de la izquierda, mostrar un conflicto absurdo similar en el PP, entre Casado y Ayuso. ¿Pero alguien puede creer en esa causa de debilitamiento frente a la izquierda, que ni a Casado, ni a Ayuso interesa? La inmensa labor desarrollada por el PP se iría al mar.
Dice mi amigo Graciano Palomo si ¿realmente importa lo que hace la presidenta del PP en Madrid? A nadie, periodistas poco listos, a nadie. El enfrentamiento Casado-Ayuso sólo cumple el fin para el que se creó: tapar el lío de Podemos con el Gobierno.
No se debe entrar a aclararlo por Feijóo desde Galicia, o Moreno Bonilla en Andalucía. Comentar es reconocer que existe la creación de la oposición. Si se hace, se caerá en el error político. Se declarará existente un conflicto de desgaste innecesario y absurdo. Sánchez, impasible, estará encantado.