scorecardresearch

Convivencia sinodal de 250 personas de la Diócesis

DP
-

Según los organizadores el encuentro busca objetivos «de gran relevancia para la calidad de vida eclesial y para el desarrollo de la misión evangelizadora, en la cual todos los fieles participan en virtud del Bautismo y de la Confirmación».

Convivencia sinodal de 250 personas de la Diócesis - Foto: Sara Muniosguren

El colegio Marista Castilla sirvió ayer como primera toma de contacto para iniciar el camino sinodal de la Diócesis palentina mediante un encuentro que contó con la participación de alrededor de 250 personas. La convivencis sirvió para detallar el proceso que se va a seguir en Palencia, tanto para el trabajo en las parroquias con adultos, jóvenes y niños, como en las zonas pastorales, congregaciones religiosas, movimientos y asociaciones y los distintos grupos no eclesiales.

También durante el encuentro, una vez acabado el momento de trabajo en común, se desarrollaron de manera simultánea un total de nueve talleres conectados con el tema del sínodo Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión con el fin de equipar a todos los fieles en el proceso.

Hoy en la catedral -al igual que en las seos de todo el mundo- a partir de las 19,30 se acogerá la eucaristía, presidida por el obispo, Manuel Herrero, con la que dará comienzo la fase diocesana del sínodo. El encuentro busca responder a la necesidad de conocerse mejor y convivir por parte los agentes de pastoral ; presentar la programación diocesana y el proceso sinodal; y adquirir habilidades para vivir la sinodalidad.  

La actividad religiosa fue retransmitida por el canal de YouTube de la Diócesis. Según los organizadores se trata de conseguir objetivos «de gran relevancia para la calidad de vida eclesial y para el desarrollo de la misión evangelizadora, en la cual todos los fieles participan en virtud del Bautismo y de la Confirmación». 

«Los objetivos abordan la sinodalidad como forma, como estilo y como estructura de la Iglesia. Se trata de hacer memoria sobre cómo el Espíritu ha guiado el camino de la Iglesia en la historia y nos llama hoy a ser juntos testigos del amor de Dios; vivir un proceso eclesial inclusivo, que ofrezca a cada uno -en particular a cuantos por diversas razones se encuentran en situaciones marginales- la oportunidad de expresarse y de ser escuchados para contribuir en la construcción», concluyeron.

ARCHIVADO EN: Palencia