scorecardresearch

Equinos de buen año en La Pernía

J. Benito Iglesias
-

La Feria del Caballo reúne tras el parón de un año a siete ganaderías con 340 ejemplares, un alto nivel de ventas y número público

Equinos de buen año en La Pernía

Tras un año duro para el sector ganadero y dos sin celebrar una tradición de arraigo en la Montaña Palentina, se dio paso ayer a una jornada con buena temperatura y un sol inicial que luego se ocultó en San Salvador de Cantamuda donde regresó la esperada Feria del Caballo en la comarca de La Pernía. El Ayuntamiento confiaba en un buen certamen que se materializó con un gran éxito de participación por parte de siete ganaderías que aportaron más de 340 ejemplares y una importante asistencia de público. 

«Ya en 2019 hubo un número elevado de participantes, que este año han salido muy satisfechos dado que quien ha querido ha vendido todo el ganado equino y además a buenos precios, dada la buena demanda de mercado existente», tal y como señaló a DP, Mariano San Abelardo, alcalde de San Salvador de Cantamuda. El regidor explicó que todas las ganaderías, las que proceden de La Pernía y las de Cantabria, alimentan a su ganado en el amplio valle de la Abadía de Lebanza. «Los caballos están todo el verano aquí y este año los pastos han sido muy buenos y abundantes. Los ejemplares han estado muy bien presentados y todo se ha desarrollado muy bien. He visto a la gente muy contenta y la verdad es que hay ganas de salir y desplazarse. Además, este tipo de eventos resulta muy vistoso y atractivo para todo tipo de públicos», enfatizó.

jornada matinal. La programación arrancó a las diez de la mañana con la bajada  del ganado desde los pastos en altitud por parte de os primeros participantes al recinto ferial, una enorme campa epicentro de la gran fiesta ecuestre a la que cada año se acercan muchos seguidores de pueblos montañeses.

Este año, para evitar aglomeraciones indeseadas y cumplir al máximo las medidas sanitarias frente al Covid-19, el Ayuntamiento de San Salvador de Cantamuda decidió suprimir la tradicional entrega  de premios a la mejor yegua, potro, semental y camada. En su lugar, se hizo reconocimiento a las ganaderías participantes, a las que se entregará un detalle, y una cantidad simbólica de 150 euros a las siete que se dieron cita en el certamen.

Tampoco se celebró la degustación gratuita de carne de potro y el concierto de música tradicional de anteriores ediciones, pero no faltó animación con las voces y la música de los marceros de Cervera de Pisuerga. El alcalde de La Pernía, Mariano San Abelardo, se mostró agradecido por el apoyo prestado a la feria. «Sé que los ganaderos hacen un esfuerzo inmenso para venir y poder mantener viva una tradición típica montañesa», enfatizó.