Recorte de medio turno en Renault y traslados a Valladolid

J. Benito Iglesias
-

Los sindicatos de la planta de Villamuriel piden flexibilidad e incentivos para evitar un cambio temporal de factoría forzoso de 300 operarios

Recorte de medio turno en Renault y traslados a Valladolid - Foto: Eva Garrido

La Junta de Portavoces del Comité Intercentros fue informada ayer oficialmente de la eliminación de medio turno en la factoría de Villamuriel para la primera semana de enero de 2021 por la caída de ventas del modelo Kadjar, lo que implica un excedente de aproximadamente 300 trabajadores entre eventuales y fijos. En este sentido, según confirmaron fuentes sindicales, la empresa comunicó que, una vez finalizados los contratos eventuales, que llegarán todos a su término, se abrirá una opción de traslado voluntario (OTV) de los operarios de Palencia a Valladolid y, en caso de que no se cubrieran las vacantes previstas, se aplicaría el anexo VII de movilidad del convenio colectivo que contempla el cambio forzoso de factoría.
Sonia Martínez, responsable de la sección sindical de UGT en  la planta de Villamuriel, lamentó ayer la bajada de actividad productiva y confió en que sea algo coyuntural.  No obstante, dijo que velará «por el cumplimiento estricto» de lo pactado en cuanto a movilidad en la negociación colectiva. Igualmente, señaló que ha hecho un llamamiento a la Dirección para que se utilice la opción de traslados «en las condiciones más óptimas y flexibles y se prime la voluntariedad de los trabajadores para evitar así traslados traumáticos». 
También ha solicitado que los listados de inamovibles sean lo más reducidos posibles y atiendan a criterios objetivos, «evitando el malestar entre los trabajadores afectados en caso de ser necesario utilizarlos», concretó UGT.
Miriam Largo,  de Trabajadores Unidos, apuntó que en plena negociación de un nuevo convenio, la empresa siempre intenta «apretar  las tuercas con chantajes y su política de terror»  y añadió que ahora «le ha tocado a la factoría de Palencia en la vida de un modelo que tiene fecha de caducidad». Por ello, vio  lógico que la empresa busque nuevos proyectos industriales «con su amplio personal directivo, ejecutivos industriales, etc, con muy buenos salarios y cuya cuantía se desconoce en los convenios». 
Trabajadores Unidos aseguró que no entrará en ese «juego», y de defenderá los derechos del conjunto de trabajadores «que no se venden ni se negocian y se lucha para recuperar los arrebatados y conquistar otros nuevos para generaciones venideras».
 

Reorganizar turnos

Rubén González Pablos, secretario general de la sección sindical en el Comité Intercentros de CCOO en Renault, indicó que «esta medida tendrá un impacto en el empleo en Villamuriel y las empresas auxiliares». Además, pidió que en los traslados a Valladolid exista un incentivo económico concreto y por un tiempo para los voluntarios «y no haya que aplicar la movilidad forzosa contemplada en el convenio».
Por su parte, Unai Hernández, responsable de las secciones sindicales de CGT en Palencia, Valladolid y Sevilla explicó que la valoración «es negativa» y que sería suficiente, en lugar de recortar medio  turno, «repartir la producción en los dos existentes disminuyendo los ritmos de la cadena, que actualmente son inhumanos»,
A juicio el dirigente sindical, el amuncio del recorte  «es una desfachatez y un acto de mala fe» que se produzca mientras se está negociando un nuevo convenio colectivo en Renault. «Entrar en una mesa de negociación con este tipo de medidas, que son traumáticas para la plantilla, es como si a los trabajadores nos diera ahora por convocar paros y huelgas para conseguir algo», dijo. Desde CGT, vista la actitud de la compañía, no descartan está opción. «Renault debería a esperar a que las negociaciones concluyeran con los representes sindicales sin contaminarlas y, mientras tanto, reducir los ritmos de trabajo», concluyó Unai Hernández.